Relación tóxica y sus fases

Relación tóxica y sus fases

Es posible que muchas de las personas que viven una relación de pareja tóxica todavía no lo hayan detectado o si lo han hecho no saben cómo acabar con ella. Y es que una relación tóxica tiene un gran punto a favor: se disimula muy bien.

Si te dicen que conocerás a una persona que te hará sentir inferior, que incluso te mostrará desprecio y te tratará mal, seguro que pensarás que no la quieres cerca de ti.

Si además te dicen que esa persona logrará cambiarte hasta un punto que no te reconocerás, que hará que te alejes de tus amistades o de tu familia, pensarás que nadie podría lograrlo.

Y si, por último, te dicen que esa persona será tu pareja, que desearás verla cada segundo del día y que no soportarás la idea de perderla, creerás que quien te lo anuncia ha perdido la razón.

Las personas que viven relaciones tóxicas pueden sufrir todos esos males y seguir sintiendo que es un amor incondicional. Y lo que es peor, creer que ese amor al final conseguirá que su pareja cambie y se convertirá en ese ser idílico de quien se enamoró tiempo atrás. Una baja autoestima parece estar detrás de esas justificaciones.

La elección, un momento crítico

Las relaciones humanas son muy cambiantes, las sentimentales más. Una relación tóxica no se puede ver antes de que exista intimidad. Sin embargo, la experiencia puede ayudar a descubrir ciertos patrones de comportamiento que anuncian cómo puede ser una relación de pareja.

El problema es que no todo el mundo tiene esa experiencia. Incluso teniéndola, la necesidad de amar y ser amado hace que no se quiera ver lo que en condiciones normales se vería. En realidad, el viejo dicho de que “el amor es ciego” intenta justificar la ceguera selectiva de una persona que se quiere sentir enamorada. Si te has encontrado en ese punto, sabrás que la puerta está abierta para que una pareja tóxica entre en tu vida.

Iniciar una relación sentimental suele suponer una gran ‘inversión’ emocional. El cerebro vive una actividad frenética, inundado de neurotransmisores que provocan sensaciones muy placenteras. Las hormonas también revolucionan el cuerpo y el resultado conjunto es que la persona baja sus niveles de alerta. Esto hace que se entregue con la fe ciega en que su pareja siente lo mismo. Ese estado te confirmará, falsamente, que tu amor es verdadero.

El salto al vacío

Desde esa nube a la que te eleva lo que sientes, vas justificando pequeños desplantes. Frases que te harían daño si las pensaras bien o actitudes que no tolerarías en otras personas. Cualquier espectador que viera tu película vería un destino lleno de amarguras. Tus amigos también lo ven, pero claro, ellos no saben lo que tú sí, que «en el fondo» te quiere. Aquí puedes leer más sobre el apego emocional y su relación con el amor tóxico.

Poco a poco, toda tu vida va girando en torno a tu pareja. No en disfrutar con ella, sino en que no se enfade, que no se aleje, que no te deje. Es el siguiente paso hacia el abismo: dedicar toda tu energía a salvar algo que solo te hace daño, sintiendo un intenso miedo al abandono.

Mantienes la esperanza de que con el tiempo todo irá mejor y seréis una pareja ‘normal’. Pero la realidad es que seguirás consintiendo el chantaje emocional, resignándote y disfrutando de las migajas que te pueda dejar caer ese ser que crees tan especial. Pero cuando sientes que toda tu vida está en manos de otra persona ¿puedes afirmar realmente que eso es amor?

El golpe final

Aunque tuvieras poderes para ver tu futuro y te vieras ya sin esperanza, seguirías adelante con esa relación. Incluso llevando meses o años de sufrimiento, no lo aceptarás hasta el final. El final puede causarlo cualquier circunstancia. Que tu pareja se aburra de su juguete solo es una de ellas, para ti la peor.

Si eso ocurre creerás que tu vida ya no tiene sentido, que nunca volverás a ser feliz. ¿Acaso lo eras? En realidad, superar la dependencia emocional y liberarse de una relación tóxica es el punto de partida para volver a ver la vida con ilusión. Para ti puede parecerte el último golpe de una serie de derrotas; después de tanto luchar, descubres que el amor no gana. El problema es que el amor no participaba en esa relación. Solo había un triste juego tóxico entre el dominio y la dependencia.

Volver a ser tú

La psicología va más allá de la terapia de pareja para ayudarte a vivir las relaciones de una manera satisfactoria y saludable, evitando el amor tóxico.

Si crees que alguna de las claves mencionadas tiene que ver con tu relación actual o reciente y buscas una salida; un apoyo que no sea el paternalista “te lo dije”, en la terapia online tienes un punto de inicio para volver a ser tú. No tendrás que desplazarte ni cambiar tu día para acudir a consulta. En tu casa puedes trabajar con un psicólogo online y empezar una nueva etapa. Supera tu relación tóxica y descubre que el amor más importante que debes sentir para ser feliz, es hacia ti.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Relación tóxica y sus fases
Scroll hacia arriba