TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Pareja

Ruptura amorosa. ¿Qué no hacer cuando se produce?

Nadie dijo que superar una ruptura amorosa fuese una experiencia sencilla, sin embargo, puede ser más llevadera cuando evitas acciones que te llevan a boicotear tu bienestar.

Una experiencia de este tipo puede vivirse varias veces a lo largo de la vida. Sin embargo, aunque conozcas este desenlace, cada situación es única. Una de las cosas que debes evitar es volver a cometer los mismos errores del pasado tras una ruptura. Es decir, tu experiencia puede servirte de referencia para cuidarte más en este periodo. Por ello, puedes realizar el ejercicio de reflexión de escribir en una lista anécdotas que recuerdas del pasado que no te gustaría volver a cometer en el presente.

Si estás pasando por una situación de este tipo y te sientes vulnerable a nivel emocional, en este artículo puedes descubrir cómo superar una ruptura amorosaqué no hacer cuando ocurre.

#1.- Tomar decisiones drásticas en tu vida

Así como durante el periodo de enamoramiento es recomendable tener prudencia al tomar decisiones que pueden ser importantes, también puedes aplicar el criterio de la prudencia en este momento de tu historia. Es decir, te encuentras en un momento de cambio que puede ser una oportunidad para iniciar un nuevo capítulo. Sin embargo, intenta no adoptar posturas drásticas porque ahora sientes la influencia de emociones que con el tiempo se calmarán. Y es posible que entonces observes la realidad desde otra perspectiva.

Es decir, tómate tu tiempo para superar las fases del duelo amoroso y reflexiona sobre aquello que quieres hacer. La ruptura ya es un cambio significativo en sí mismo, si a ello le sumas el peso de otros muchos cambios, puedes experimentar cierta sensación de caos al tener que adaptarte a esa nueva realidad saliendo fuera de tu zona de confort. 

#2.- Consultar las redes sociales de tu ex

En un momento tan tecnológico como el presente, el olvido se torna complejo puesto que puedes estar físicamente lejos de la otra persona, sin embargo, puedes seguir conociendo novedades de su vida si estáis conectados a través de las redes sociales. De poco te ayudará en este momento estar pendiente de si ha publicado una nueva fotografía en Facebook o ha hecho un nuevo comentario. La desconexión digital en relación con este punto puede ser una decisión efectiva para marcar distancia de esta historia que ha terminado. Aquí puedes leer más sobre el papel de las redes sociales en las rupturas

A su vez, en relación con este punto, otra cosa que también puedes evitar es publicar comentarios en tus redes sociales, únicamente, con el deseo de enviarle indirectas de algún tipo a tu ex. Intenta centrarte en tu vida. Si sientes que necesitas incrementar tu fuerza de voluntad para evitar ese deseo de conocer novedades sobre la vida de tu ex, intenta dejar el teléfono en casa cuando salgas a la calle o en otra habitación cuando estés en casa. Se trata de una situación temporal.

Evitar esta actitud en otros contextos

Esta actitud de dependencia no solo puede mostrarse a través de las redes sociales. Otra de las cosas que no es recomendable a la hora de superar una ruptura de pareja, es propiciar aparentes encuentros casuales. Por ejemplo acudir a lugares en los que sabes que estará a una hora determinada con el deseo de intercambiar algunas frases. Estos encuentros te llevan al recuerdo en lugar de al olvido.

Tampoco preguntes a amigos comunes sobre posibles novedades en la vida de tu ex. Un error posible en una situación de este tipo es pedir a los amigos comunes que se posicionen a favor de uno o de otro. Sin embargo, es fundamental que respetes la libertad de los demás para no asumir un papel que no les corresponde.

#3.- Hacer como si no hubiese pasado nada tras la ruptura amorosa

Algunas personas prefieren evitar que su entorno más cercano se preocupe por lo ocurrido, por ello, adoptan un rol de fortaleza en el que intentan ocultar cualquier signo de malestar. No puedes hacer como si no hubiese pasado nada, sencillamente, porque sí ha ocurrido. Por el contrario, es recomendable que hagas partícipes de cómo te sientes a algunas personas de tu confianza.

Es decir, no cometas el error de silenciar el malestar, simplemente, date el permiso de vivirlo. No es una buena idea hacer como si no hubiese pasado nada porque en este momento puedes reforzar el aprendizaje en torno a lo ocurrido y hacer autocrítica. ¿Qué debes evitar? Responsabilizar a tu ex de todo lo ocurrido, es decir, ser incapaz de darte cuenta de algo que tú hayas podido hacer o decir en este tiempo.

Hacer como si no hubiese pasado nada es algo que no debes hacer en relación con la historia que te cuentas a ti misma, pero tampoco debes caer en este error cuando compartes con tus amigos qué ha pasado. Es recomendable que actúes con sinceridad. Cuida tu intimidad, pero no adornes lo ocurrido con interpretaciones que reflejan una visión distorsionada de la realidad.

#4.- Insistir con la idea de una reconciliación

Es cierto que existen historias que terminan y luego disfrutan de una segunda oportunidad. Sin embargo, si eso ocurre es porque los protagonistas han meditado con calma su decisión y han aprendido de los errores previos. Una de las cosas que tienes que evitar después de una ruptura es caer en la insistencia de pedir una segunda oportunidad.

Puedes hablar con esa persona, puedes plantear tu punto de vista y cuáles son tus sentimientos. Sin embargo, no es necesario que le repitas esta información varias veces en una misma semana. Su voluntad de romper no va a cambiar solo porque tú manifiestes perseverancia en esta petición. La insistencia puede producir un efecto de agotamiento en la otra persona, pero también en ti.

En relación con este punto, no cometas el error de creer que tu felicidad depende de esa persona. Incluso aunque estés enamorada, tu felicidad es una experiencia individual. Las circunstancias de la vida cambian y tú tienes la capacidad de tomar decisiones sabias para dirigir tu destino asimilando los cambios que se producen.

No idealizar la figura de tu ex pareja

Para no caer en la idea de pensar que tu felicidad depende de manera inevitable de esa persona es fundamental que no la idealices. Después de la ruptura amorosa puede producirse la trampa emocional de idealizar los detalles bonitos de la relación y de ignorar aquellos aspectos que no eran motivo de tanta satisfacción. No des la espalda a la realidad por mucho que te apetezca imaginar una situación mejor. No es fácil decir adiós y todavía es más difícil cuando sigues sintiendo algo por esa persona. Sin embargo, este es el momento de pensar en ti y en aquello que más te conviene en la vida.

Cuando sigues insistiendo en la idea de una reconciliación, no aceptas la ruptura como un hecho real sino que vives tu presente con la esperanza constante de esa nueva oportunidad. Es evidente que en el futuro pueden producirse distintas variables, sin embargo, tú no puedes adivinar qué ocurrirá mañana. Por tanto, es mejor que te centres en la realidad de lo que ha pasado en lugar de jugar a hacer hipótesis. No olvides, que pasado el tiempo, es posible mantener un buen trato con tu expareja

#5.- Tener prisa por volver a enamorarte

Tal vez en el futuro vuelvas a enamorarte, es probable que eso ocurra si realmente deseas que suceda. Sin embargo, no tengas prisa por volver a vivir la magia de las citas, los síntomas de enamoramiento y la ilusión de los inicios. Es un error creer que el enamoramiento de una nueva historia es el mejor modo de olvidar a una persona.

En realidad, eso pasará cuando realmente te hayas recuperado y puedas comprometerte con una nueva relación. Y para que eso pase, necesitas darte tiempo para pasar página y curar las heridas que sientes en tu interior. Es cierto que en ocasiones ocurre que el inicio de una nueva historia es próximo al final de otra. Si eso ha pasado en tu vida, entonces, no inicies esta nueva etapa con impaciencia.

Vivir la soltería como una experiencia negativa

A veces, la prisa por volver a vivir el enamoramiento nace del punto de vista particular de observar la soltería como una experiencia de soledad negativa. Una de las cosas que debes evitar en una situación de este tipo es creer que tu felicidad es menos completa solo por no tener pareja. Después de una ruptura amorosa, refuerza tu nivel de autonomía para crear desde cero este nuevo capítulo de tu biografía llevando hasta el presente lo mejor de tu pasado.

Por tanto, si estás pasando por una ruptura amorosa intenta cuidarte de manera incondicional. Esta despedida llega a tu vida para ofrecerte una oportunidad de aprender a quererte más todavía. Y es que, en medio de este adiós, puedes recordar que mientras que el lazo con el otro ya ha terminado, la historia de amor que mantienes contigo misma sigue viva. Este no es un buen momento para pensar en lo que pudo ser y no fue, sino para vivir con el corazón atento a la realidad de tu vida porque el futuro todavía está por escribirse de verdad.

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Pareja