Ruptura de pareja: 5 claves para superarla

Ruptura de pareja

Una de las etapas más duras por las que puedes pasar en toda tu vida es una ruptura de pareja. Aunque desde un punto de vista externo pueda parecer una tontería, para nada lo es. Una ruptura es una pérdida emocional que te llevará a un estado de duelo del que en muchas ocasiones no sabrás cómo salir. Por ello, en este artículo vamos a hablar sobre cómo superar una ruptura amorosa.

¿Es siempre malo romper con una pareja?

Algo que debemos tener siempre en mente es que una ruptura no tiene por qué ser algo malo. Simplemente se trata de la consecuencia de que dos personas que se querían se hayan dado cuenta de que lo mejor es hacer vidas separadas.

Por este motivo, te podemos asegurar que haber cortado la relación con alguien que no ha querido continuarla es algo muy positivo para ti. Puede que ahora mismo no lo veas de esta forma, pero a la larga lo entenderás. Lo principal es que te centres en cómo superar una ruptura de pareja y no en lo que hubiese podido ser ya que esto solo te aferrará al pasado.

El dolor de una ruptura

Muchas personas piensan que el dolor de una ruptura es proporcional al tiempo que se lleva saliendo con esta persona. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La psicóloga experta en parejas Patricia Ramírez Loeffler, asegura que el dolor está basado en otros factores como el grado de enamoramiento, la complicidad con la otra persona y la adoración hacia ella. Además de, claro está, los recursos y experiencias que uno tenga.

Así pues, no será lo mismo una ruptura a los 18 que a los 25. Ya que en esos años habrás ganado experiencia y recursos. De esta manera siempre debes pararte a pensar que solo es una ruptura más y que tienes otros elementos con los que completar tu vida, como por ejemplo tu familia, trabajo y amigos.

Fases de una ruptura

A la hora de superar una separación amorosa es muy importante que conozcas sus diferentes fases y los síntomas de cada una. Esto te ayudará a ubicarte en tu descontrol emocional y a saber lo que te queda por experimentar antes de volver a la normalidad.

– Fase de negación: esta sería la primera fase. Durante ella no aceptarás que la relación se haya acabado y tendrás la esperanza de recuperar a la otra persona. Es importante que abandones esta actitud lo antes posible.

Sobre todo porque dará lugar a comportamientos inadecuados como llamadas, mensajes y otros intentos de contacto con la intención de volver a hablar lo que ya está hablado. Esto, además de hacerte quedar en muy mal lugar, te hará sentirte aún peor.

– Enfado, rabia e ira: en esta segunda etapa no pararás de buscar las razones de la ruptura. Esto te llevará a culparte tanto a ti misma como a la otra persona. Realmente, esto puede derivar en comportamientos muy destructivos y para nada recomendables en un estado anímico inestable.

Por ello, debes pensar que nadie tiene la culpa de la ruptura. Simplemente habéis llegado a una bifurcación en vuestro camino y habéis decidido que lo mejor es seguir por separado. Sin más. No satures tu mente buscando razones porque no te llevará a nada bueno.

– Negociación: esta sería la tercera fase, en la que tu mente decide comenzar a buscar soluciones. Digamos que aquí ya estás asimilando que la otra persona no va a volver y que no va a querer estar contigo de nuevo. Por tanto, comienzas a adoptar una actitud más positiva y a rehacer poco a poco tu vida y tu rutina.

– Tristeza y dolor: tras intentar recuperar la rutina y todo aquello que hacías anteriormente comienzas a recordar a la otra persona continuamente. Esto te hará tener periodos de tristeza generalizada y la sensación de que tienes el corazón roto. Querrás llorar y desahogarte y esto te hará sentir mucho mejor.

– Aceptación: esta es la quinta y última fase de una ruptura. En esta se acepta el problema, se pasa página y se sigue adelante. El dolor ya se ha expresado y llorado y podrás seguir adelante buscando tu estabilidad y tu periodo para estar sola.

Este duelo por una ruptura puede extenderse hasta los dos años. No obstante, todo dependerá de tu actitud al enfrentarte a ello. Ante todo, debemos destacar que si mantienes un pensamiento positivo será mucho más fácil para ti superar lo sucedido y seguir con tu vida.

Y si ves que te has quedado estancada en alguna de las etapas del duelo, no dudes en acudir a profesionales que te asesoren. Aquí puedes leer más sobre las fases del duelo amoroso.

Cómo actuar cuando rompes con tu pareja

Una de las mayores preocupaciones que suelen tenerse cuando se rompe con un compañero sentimental es cómo debemos actuar. Realmente, tienes una rutina de vida establecida con la otra persona y cuando esta rutina acaba puedes sentirte algo perdida.

Por ello, tener algunas pautas es fundamental para que no te desanimes ante la desorientación.

Por norma general, cuando estamos mal, las personas que nos rodean lo perciben. Esto nos lleva a recibir mayores cuidados por parte de todos. Puede que te sientas mejor simplemente por los detalles de las personas que te quieren. Pero esto es un arma de doble filo.

¿Por qué? Muy sencillo. Porque te acomodas en esta postura de «víctima» y esto puede llevarte a alargar el duelo. Algo que será muy perjudicial para ti.

Debes tener fuerza de voluntad para afrontar la situación cuando sientas el más mínimo ápice de fuerzas. Puede que ahora mismo sientas que es imposible volver a la normalidad, pero tarde o temprano te sentirás mejor. Y este es el momento en el que debes dejar que todos dejen de preocuparse por ti y tomar de nuevo las riendas de tu vida.

Cómo superar una ruptura de pareja: consejos

Si te encuentras en esta situación, probablemente estés algo cansado de que todo el mundo te diga lo que tienes que hacer o dejar de hacer. Es cierto que son momentos complicados sobre todo para nuestro ánimo, y si nos atosigan con información no reclamada la cosa se pone aún peor.

Por ello, en este artículo vamos a darte cinco sencillos consejos para que tu duelo sea menos complicado de superar y puedas volver a la normalidad emocional lo antes posible.

1. Acompáñate

Las relaciones sociales son muy importantes para tu bienestar. A fin de cuentas, si no fuera así ¿para qué tendríamos amigos? Por ello, aunque te apetezca estar sola siempre debes hacer un esfuerzo por salir, visitar a tus amigos y distraerte.

Otras relaciones necesarias son las familiares. Nadie te entenderá como tu madre, tu padre o tus hermanos. Sobre todo su consejo te será de gran ayuda ya que ellos siempre mirarán por ti y te ayudarán a superar la situación.

2. No te quedes parado

Paralizar tu vida por una ruptura no es lo más adecuado. Tampoco se trata de que te agobies por no tener ganas de hacer cosas. Pero no debes dejarte a ti misma ni a tus asuntos.

Siempre debes intentar hacer algo cada día. Al principio puedes dejar algunas cosas pero poco a poco debes obligarte a hacer todo lo que llene tu vida.

La inactividad te anclará a los pensamientos positivos y negativos. De esta manera, se creará un círculo vicioso en el que tus pensamientos negativos te llevarán a la inactividad y esta inactividad te generará más pensamientos negativos.

3. No te hagas la víctima

Si te han dejado, deja de pensar que es lo peor del mundo. Y si has dejado a la otra persona porque se ha portado mal contigo, lo mismo te digo.

A todos nos han dejado o hemos dejado. No debes pensar que es lo peor que podría pasarte porque no lo es. Como se suele decir «nadie se muere por nadie».

La autocompasión está bien y es necesaria, pero en su justa medida. Si te encierras en que tienes muy mala suerte o eres muy desgraciada nunca podrás prosperar.

Por tanto, alargarás tu duelo impidiéndote a ti misma avanzar y sentirte mejor, lo cual es una actitud muy destructiva.

4. Piensa en todo lo bueno que tienes

Aunque no es algo que se diga mucho, no todo en la vida es tener pareja. De hecho, hay muchísimos asuntos mucho más importantes para ti que tener pareja. Como por ejemplo tu familia, tu trabajo, tus mascotas, tus amigos…

Si tienes problemas para visualizar lo bueno que tienes en tu día a día cuando estás de bajón, apúntalas. Siéntate frente a un papel, coge un bolígrafo y párate a pensar en todo lo bueno de lo que disfrutas en tu vida. Esto es importantísimo para saber cómo superar una ruptura de pareja.

5. No bases tu felicidad en tener pareja

Este es nuestro último consejo pero, sin lugar a dudas, uno de los más importantes. No debes basar tu felicidad en tener una pareja.

Tú ya eres una persona completa y debes tener una vida plena por ti misma. Dejar un espacio para una pareja no debe ser nada más que para complementar tu vida y ser más feliz.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Ruptura de pareja: 5 claves para superarla
Scroll hacia arriba