Seguir juntos tras una infidelidad

infidelidad

Para muchas personas, la pregunta de cómo seguir juntos tras una infidelidad ni siquiera aparece en su cabeza. La infidelidad es imperdonable porque supone una quiebra en la confianza que, hasta entonces, tenían en la pareja. Si te encuentras ante una situación de infidelidad, queremos ayudarte a que tomes la decisión con libertad y, si consideras que vale la pena, te indicamos cómo seguir juntos tras una infidelidad.

Descubrir una infidelidad puede resultar relativamente fácil si tienes en cuenta algunos detalles. Que tu pareja pase a apagar el teléfono de un día para otro sin motivo, que huela a perfume o colonia que no detectas, que tenga muchos viajes o compromisos repentinos o que tenga cambios de humor. Todos estos signos de infidelidad te pueden hacer sospechar pero, si se dan a la vez, es muy posible que tu pareja te esté engañando.

En ocasiones, la infidelidad puede deberse a que la relación de pareja iba mal, pero en otros hay un componente de novedad. Una persona se puede sorprender de cómo por aventura e inconsciencia es capaz de echar por tierra una relación de pareja que, con sus defectos, vale la pena.

Identificar qué está sucediendo realmente es fundamental para que puedas tomar tus decisiones con conocimiento de causa, porque por ejemplo, no es lo mismo una relación puntual que una amante. La traición siempre está ahí, pero las repercusiones pueden ser diferentes y has de saberlo para poder decidir cómo superar una infidelidad y si quieres o no seguir con tu pareja.

Tú decides si perdonar una infidelidad, nadie más

Antes de meternos a ver cómo superar una infidelidad, en primer lugar, y este es un elemento fundamental, tú decides si se puede perdonar una infidelidad, nadie más. Decimos esto porque, en ocasiones, puedes recibir presiones de amistades o familiares. Incluso hay quien se puede atrever a sugerirte que no rompas por lo que tengáis en común… cuando esta decisión suele ser más destructiva, se mire por donde se mire.

Aunque puede ser interesante escuchar puntos de vista externos, recuerda que eres tú quien tiene la última palabra y valorar si merece la pena o no dar una segunda oportunidad. Afortunadamente, hoy las relaciones de pareja y los matrimonios no tienen por qué durar toda la vida, así que debes valorar los pros y los contras de cada decisión y, con eso en mente, elegir cómo superar una infidelidad y si eso significa que seguiréis siendo pareja o no.

Si vemos la situación fríamente, existen motivos para perdonar una infidelidad y otros para no hacerlo. Cada persona es un mundo y, en consecuencia, reaccionará de forma diferente ante estas situaciones o estímulos.

No te martirices ni pienses que eres peor persona si no perdonas, lo fundamental es que seas leal a tus valores y forma de ver la vida, aunque estés abierta a enriquecerlos. Aquí puedes leer más sobre cómo perdonar una infidelidad.

Motivos para retomar la relación

No se trata de que te autoflageles, pero más allá de que el principal responsable de una infidelidad es el que la comete, pregúntate cómo habéis llegado a este punto. En la mayoría de los casos, los motivos de la infidelidad van más allá de la insatisfacción sexual. Es posible que tuvierais una crisis o que, después de muchos años juntos, hubieseis caído en la rutina.

Somos conscientes de que en los momentos de ira esto es muy difícil y que quizá necesites dejar pasar un tiempo, pero puede ser bueno valorar estos temas. En la mayoría de los casos suele haber alguna cuestión en la relación de pareja que era mejorable. Lo más común es la falta de comunicación e intimidad, entendida esta no necesariamente como la ausencia de relaciones sexuales, sino también de confianza.

Si pones en una balanza las cosas, puedes valorar si pesa más continuar con la relación o no hacerlo aunque, necesariamente, tendrás que perdonar para volver a encontrarte bien contigo misma y seguir tu camino, ya sea continuando con esa persona o no.

Motivos para no continuar con la relación

Si bien hay personas que pueden perdonar una infidelidad, hay otras que no son capaces de hacerlo. La traición suele ser, fundamentalmente, a la confianza que se ha depositado en la otra persona, y hay quien ya no es capaz de recuperarla. Si sientes que es así, no pienses que es extraño, porque es una reacción más común de lo que parece. Además, si realmente sientes que no puedes hacerlo, lo mejor es poner punto y final a la relación antes de que el daño sea mayor.

Si descubrir que tu pareja te era infiel ha sido el punto decisivo para acabar con la relación porque sientes que el amor, el respeto, la complicidad y la confianza no se encuentran en el nivel que esperas, no debes sentirte culpable por poner fin a la historia. Esta decisión, aunque ahora te produzca una tristeza intensa, te producirá bienestar a largo plazo.

Afortunadamente, la creciente igualdad entre hombres y mujeres ha empoderado a personas que, antes, tenían que aguantar por cuestiones económicas, por el tiempo compartido o por lo que se tiene en común.

Pasos para perdonar

Perdonar es un paso necesario, decidas o no continuar con la relación. En caso de reemprender el vínculo, hace falta reformular la relación bajo nuevas bases, siendo fundamental un reseteo. Él ha hecho las cosas mal, pero si vas a perdonar, debe ser desde el amor, no desde el rencor ni desde la conveniencia.

En cualquier caso, sí hay unas pautas que puedes seguir para que sea más fácil perdonar, pero tendrás que ser metódica para que funcionen:

#1.- Sé consciente de la situación que se ha originado

Esto quiere decir que valores si esto ha sido un desliz puntual o si la infidelidad tiene más recorrido porque, dependiendo del caso, las posibles soluciones serán unas u otras. No es cuestión de martirizarte, pero sí tienes que saber de dónde partes.

#2.- Conecta con tus sentimientos

Pregúntate qué sientes por tu pareja y, sobre todo, no reprimas ninguna emoción (aunque no se trata de montar escenas). Si sientes odio, rencor, ira o venganza, deja fluir estas emociones de forma que no sean destructivas para ti. En cambio, si estás experimentando indiferencia, quizá es que la solución esté por vías que tu ahora no consideras. Como principio general, si lo que ha ocurrido te despierta continuamente emociones negativas, significa que hay un trabajo de perdón que todavía está por hacer. Una vez que trabajes esas emociones la relación se retomará desde emociones positivas, dejando el rencor y la rabia a un lado.

#3.- Haz un plan

Plantéate a dónde quieres llegar a medio plazo para así no tener problemas. Esto va a depender del tipo de relación que tengas ahora, porque no es lo mismo vivir en pareja que tener un vínculo en el que cada persona está en su hogar. Evidentemente, esta cuestión hay que valorarla porque, cuanto mayor sea el vínculo, más trabajo se necesita para perdonar, pasar página y restablecer en caso de que esa sea tu decisión.

A partir de ahí, podrás tener una respuesta, sea esta positiva o negativa. Ahora bien, y si has seguido los pasos, cuando tomes una decisión será la más correcta, porque partirá de la consciencia, no de lo que habitualmente entendemos como un calentón. De esta forma, tomarás el control de tu vida y serás tú quien perdone, o no, porque realmente lo sentía.

Cómo superar una infidelidad y zanjar la cuestión

La idea de perdonar pero no olvidar no tiene sentido, porque encubre un rencor que no se ha manifestado en su momento pero puede aflorar en otro. Por lo tanto, si realmente quieres saber cómo superar una infidelidad, has de tener presente que no vale estar recriminando a tu pareja como arma arrojadiza lo que hizo tres o cuatro años atrás. Sí, sabemos que ha hecho las cosas mal, pero si se lo vas a echar en cara toda la vida, te recomendamos que cortes con la relación porque, a la larga, será más sano.

Una vez que reconozcas el hecho y valores dónde quieres llegar, tendrás que hablar con tu pareja y, sobre todo, tomarte el tiempo que necesites. Lo normal es que no puedas decidir en el momento si perdonas una infidelidad, porque las emociones están a flor de piel, y tomar una decisión así implicaría no tener en cuenta todos los factores. Por lo tanto, elegir tu camino de forma madura y consciente exige reflexión y paciencia, no tengas prisa.

En cualquier caso, la infidelidad puede ser una oportunidad para salir fortalecidos y replantear vuestra relación sobre nuevas bases. Quizá, había cosas que podíais hacer mejor pero que dejasteis pasar porque todo funcionaba aparentemente bien. Este es el momento para cambiarlas y mejorar con respecto a lo que había antes.

Pero, sobre todo, y para la persona que puede perdonar, esta nueva situación es liberadora, porque verá que es capaz de superar emociones negativas. Independientemente de que a largo plazo la relación vaya mejor o peor y tenga o no futuro, tú te sentirás mejor por haber superado esta experiencia. Saber gestionar estas emociones tóxicas te ayuda a avanzar en la vida,y te proporcionará herramientas y seguridad para afrontar otras situaciones negativas.

Pide ayuda a un profesional

Saber cómo superar una infidelidad es un reto complicado, pero si basas la estrategia en recuperar la confianza, liberar las emociones y sentar nuevas bases en la relación, puedes conseguirlo.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Seguir juntos tras una infidelidad
Scroll hacia arriba