Separación. Consejos para afrontarla con éxito

separación

La separación entre las parejas es algo cada vez más común en la sociedad actual. Prácticamente todas las personas han tenido que pasar o van a pasar por una separación. Concretamente, en España el pasado año se produjeron 101.294 separaciones, nulidades y divorcios.

Así pues, aprender a superar esta separación amorosa es primordial para reconstruirte y seguir con tu vida. Por este motivo, en este artículo vamos a darte una serie de pautas que te ayudarán a entender cómo superar una ruptura amorosa.

La separación no es plato de buen gusto

De hecho, no sería ninguna locura decir que entre las experiencias que más dolor te pueden causar a lo largo de tu vida se encuentra la separación o divorcio de tu pareja. A fin de cuentas, esta situación no solo te afecta a ti, sino también a toda tu familia, como tus hijos si los tienes, y al resto del núcleo familiar como tus padres y hermanos.

Pero además, a esto ha de sumársele todo el trámite de separación como es la decisión acerca de la custodia de los niños si los hubiera o el reparto de los bienes entre otros. Lo cual, hace que el periodo de duelo se vuelva mucho más complejo.

Consejos para afrontar una separación

Ante todo, no puedes perder de vista que, a la hora de superar una ruptura de pareja, las consecuencias a nivel psicológico son muchas. Por tanto, es normal que sientas un descenso en tu autoestima, sentimientos de tristeza, ansiedad y emociones como la culpa o la ira.

Por otro lado, la situación vital también cambia sobre todo en los ámbitos familiares y económicos. Por esta razón, no es de extrañar que te sientas decaída, perdida y desanimada.

No obstante, lo ideal es que trates de seguir estos consejos que vamos a darte para superar el desamor y poder afrontar tu día a día de la mejor manera posible.

#1.- Acepta tu nueva situación

Obviamente, es normal que no te guste la situación que estás afrontando. Independientemente de que hayas sido tú o tu pareja quien haya decidido terminar la relación, este no es un buen trago para ninguna de las partes.

Deberás dejar atrás muchos recuerdos y rutinas, lo cual creará en ti un shock que te dificultará tu bienestar. Por ello, aceptar tu nueva situación es algo primordial para poder comenzar a superarlo.

De nada vale anclarse en el pasado y negar que tu relación ha acabado. Aceptar lo que ha sucedido es el punto de partida para comenzar a mejorar. No te dejes llevar por la culpa o la ira, simplemente comprende que tu dolor emocional es normal.

Debes tener claro que esto no es más que otra etapa de la vida que, si consigues gestionar adecuadamente, podrá hacerte incluso crecer.

#2.- No te aísles

La tristeza y la soledad te harán sentir que lo que necesitas es estar solo y pensar en lo que ha ocurrido. Es normal que te sientas desganada y no quieras estar con tus familiares o amigos. Sin embargo, alejarte de todo el mundo no siempre es la mejor elección.

Es decir, obviamente tendrás que darte tiempo para ti, para pensar y redescubrirte en esta nueva etapa de la vida. Pero el aislamiento puede ser muy negativo, por lo que lo ideal es evitar estar siempre sola. Anímate a salir con tus amistades y a reunirte con tus familiares de vez en cuando. Esto te ayudará a mantenerte ocupada y descubrir que puedes divertirte y pasarlo bien en otras situaciones en las que tu ex pareja no entra en la ecuación. A veces puedes llegar a olvidar esto y está bien recordarlo.

Por otro lado, expresar tus sentimientos con amigos y familiares puede venirte muy bien para liberarte de la carga emocional que estás soportando. Además, recibir apoyo y ánimo de tus seres queridos te ayudará a sentirte valorada, algo que mejorará tu autoestima y te hará sentir mejor.

#3.- Aprende de tu divorcio

No te centres en lo negativo de tu relación ni en lo mal que lo estás pasando. Debes comprender que las situaciones desagradables son una gran forma de aprender y crecer como persona.

Gestionar adecuadamente el proceso del duelo puede ayudarte a ser más fuerte en el futuro. Así pues, céntrate en tu desarrollo personal y haz todo aquello que siempre has querido hacer y que no has hecho por tu situación anterior.

#4.- Lleva a cabo todo aquello que te llene

Seguro que tú, como persona individual, sientes cierto placer al realizar diferentes actividades. Tus hábitos acompañados de una mentalidad positiva pueden reportarte vivencias enriquecedoras. Así pues, llevar a cabo todo aquello que te llene y te haga sentir realizada puede ser una forma estupenda de superar y afrontar tu dolor.

Por ejemplo, si sientes mucho estrés o ansiedad, realiza algún deporte que te guste. Esto te hará tener mejor humor y, al ver cómo progresas, tu autoestima se verá muy reforzada.

Algo interesante es darle prioridad a las actividades al aire libre. Si te expones al sol, siempre de forma equilibrada, notarás como aumenta la vitamina D de tu cuerpo y esta influye positivamente en el funcionamiento del sistema inmunológico. Además incrementará tu producción de endorfinas, lo cual te acercará al bienestar.

#5.- No te centres en buscar un sustituto

Es decir, no te lances demasiado deprisa a buscar otra pareja. Es normal que pienses que encontrando a otra persona el malestar que te está produciendo tu divorcio disminuirá. Sin embargo, lo más probable es que esto no te sirva de nada.

Lo de «un clavo saca a otro clavo» no es verdad. Por el contrario, si no has conseguido recuperar tu equilibrio emocional no podrás tomar decisiones acertadas. Por tanto, sumergirte en una nueva relación sin estar preparada solo tiene un resultado posible: el fracaso.

De hecho, puede suceder que al encontrar a otra persona al cabo del tiempo te des cuenta de que no es lo que necesitas en este momento y, entonces, le harás daño a esa persona. O bien, puede que por tu propia actitud la otra persona decida poner fin a la relación y este daño se sume al anterior.

Así pues, hasta que no te sientas en total consonancia contigo misma, no trates de buscar una nueva pareja.

#6.- Sé tú misma

Es decir, todo aquello que sentías que reprimías por tu pareja debe volver a aflorar. Es normal que a lo largo de los años te adaptes a la persona que te acompaña en el camino. Y esto, irremediablemente, hace que renuncies a ciertas partes de ti.

Desde hábitos o actitudes hasta hobbies y actividades. Por este motivo, es un momento idóneo para realizar un ejercicio de introspección y rescatar a aquella persona que eras antes de tu relación. Además, podrás descubrir todo aquello que habías olvidado sobre ti misma.

#7.- No idealices el pasado

El proceso de tristeza que conlleva la finalización de una relación puede hacerte idealizar todo lo que la otra persona representaba para ti. Esto es un grave error.

Tampoco se trata de que demonices tu matrimonio pero sí que has de tener una visión equilibrada que te haga ver tanto lo bueno como lo malo. Solo así podrás superar tu dolor y abrirte, en caso de que así lo desees, a una nueva relación.

#8.- Date tu tiempo

No te exijas superar tu ruptura de pareja en poco tiempo. Esto será prácticamente imposible. Sobre todo si has pasado varios años con una persona y has formado una familia a su lado.

Debes darte tu tiempo para recomponerte y estar bien. No debes forzar la máquina ni culparte por tus momentos de tristeza, desolación, enfado o ira. Lo mejor es que dejes fluir todo aquello que tu cuerpo sienta, ya que todo ello formará parte de tu adaptación a la nueva situación.

Así pues, acepta cómo te sientes y date tiempo para ir afrontándolo poco a poco. No te presiones ni te culpes por no estar bien, ya que esto es lo más normal. Aquí puedes leer más sobre las fases del duelo amoroso.

#9.- No hables mal de tu expareja

Es normal que, en ciertas ocasiones, el odio y la ira recorran tu cuerpo y quieras decir barbaridades sobre tu expareja. No obstante, no debes dejar que esto se convierta en un continuo.

Por el contrario, debes dejar pasar todo el daño que te ha hecho y evitar hablar mal de la otra persona. Esto también te hace mal a ti porque no te deja sacarle de tu cabeza. Y si tienes hijos, al escucharte estos también les afectará.

Por tanto, evita esta reacción y sigue adelante deshaciéndote poco a poco del odio y el rencor. Aquí puedes leer más sobre cómo superar una ruptura de pareja de muchos años.

Ponte en manos de profesionales

Nuestro último consejo es que, en caso de que sientas que tu separación se te está haciendo muy cuesta arriba, acudas a profesionales que puedan asesorarte y darte unas pautas específicas que te ayuden a superarlo.

A fin de cuentas una separación es algo importante y, si sientes que es difícil de gestionar para ti, no debes tener reparos en acudir a psicólogos expertos que te guíen en tu camino hacia la superación.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Separación. Consejos para afrontarla con éxito
Scroll hacia arriba