Síntomas de ansiedad: Conócelos

síntomas de ansiedad

Los síntomas de ansiedad pueden estar presentes en tu día a día sin que seas consciente de ello. Por ejemplo, ¿recuerdas cuando, con el estrés de la temporada de exámenes, pasabas los días a tope? Ese mismo estrés era lo que te mantenía pegada a los apuntes. El estrés te daba motivos para esforzarte, porque es una parte normal y necesaria en nuestra vida. Los factores estresantes se presentan ante nosotros para ponernos retos a los que reaccionamos y nos adaptamos.

Pero ¿qué pasa cuando no experimentamos el estrés de manera positiva? ¿Por qué a veces deja de ser algo que nos activa y tiene el efecto contrario? Es precisamente en este momento cuando aparecen los síntomas de ansiedad. Puede aparecer ansiedad ante situaciones tan diferentes como una entrevista de trabajo, los preparativos de una boda o un momento de miedo escénico.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2015 un 4,1% de la población española sufría ansiedad, una cifra que va en aumento. Por lo tanto, si al leer este artículo ves tu reflejo en los síntomas de la ansiedad que describimos, no te agobies y piensa que eres parte de un colectivo que cada día se esfuerza por recuperar la calma y la normalidad en su vida. A continuación te explicamos los distintos síntomas para que puedas responder a la pregunta ¿cómo saber si tengo ansiedad?. 

Síntomas de ansiedad: diversas expresiones

Cuando el estrés energizante se convierte en estrés ‘malo’ pueden aparecer crisis de ansiedad. También puede ocurrir que durante un periodo de tiempo sufras nervios o preocupaciones sin una causa justificada, lo cual podría generarte síntomas de ansiedad generalizada.

Este desorden emocional puede ser un problema por sí mismo, o también puede ser una de las expresiones de otro trastorno psicológico que lo use como vía de escape, en concreto ansiedad y depresión van de la mano.

Sea como sea, la ansiedad presenta unos síntomas psicológicos y físicos que afectan a la calidad de vida. Muchas veces, los síntomas de ansiedad físicos se confunden con los de otras afecciones y podemos pasar mucho tiempo sin saber que lo que padece la persona es ansiedad.

Veamos cuáles son esos síntomas de ansiedad físicos. Si te identificas con ellos, te recomendamos que busques ayuda en la psicología. Un profesional puede darte la explicación que necesitas y las pautas para que superes el problema. Aquí puedes realizar un test de ansiedad para reflexionar sobre tu situación actual.

Recuerda que esto no solo te sucede a ti. Según la SEAS (Sociedad Española de Ansiedad y Estrés) el 5,9% de las personas mayores de 18 años presenta angustia y cuadros de ansiedad.

Síntomas de ansiedad en el sistema nervioso

En la ansiedad aparecen una serie de síntomas psicológicos. Entre ellos, los pensamientos negativos y la sensación de incapacidad. Además, en las crisis de ansiedad aparece una intensa sensación de miedo a la que el sistema nervioso reacciona poniéndose en estado de alerta. El problema es que no hay nada que combatir y esa presión interna no encuentra una válvula de escape adecuada.

También son frecuentes los pensamientos intrusivos, obsesiones que se repiten continuamente y que pueden acabar tomando el control de nuestras vidas.  Aparecen de manera fortuita, una y otra vez, y se entrometen en el discurrir normal de la conciencia. Cuando estos pensamientos van acompañados de una serie de rituales y suponen un desgaste mental o interfieren en el día a día, podemos estar ante un trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

Síntomas de ansiedad en el aparato digestivo

¿Recuerdas el hormigueo en el estómago y los nervios antes de tu primera cita? Eso es estrés, pero llevado al extremo no tiene nada de romántico. Las personas que sufren de ansiedad pueden padecer dolor de estómago, náuseas, acidez y reflujo gastroesofágico. Respecto al tránsito intestinal, pueden darse los dos extremos: diarrea y estreñimiento.

Estos síntomas nos perjudican y se pueden extender más allá del tiempo de duración de las crisis de ansiedad. Si tienes estos síntomas durante periodos largos de tiempo quizá no se trate de un problema digestivo y estés ante un cuadro de ansiedad. En cuanto a la alimentación, se pueden dar cambios en el apetito produciendo cambios de peso e incluso, la aparición de la ansiedad por la comida.

Síntomas de ansiedad respiratorios y circulatorios

La ansiedad puede llegar a afectar a la respiración, sobre todo en los ataques de ansiedad. Es la realidad. Las personas ansiosas presentan respiración agitada y, al mismo tiempo, una falta de aire a la que acompaña la sensación de morir por ahogo. Hay gente que incluso ha llegado a pensar que estaba sufriendo un infarto. Tener miedo nos deja sin aliento, y esto no es una figura retórica.

El corazón se activa para responder al reto que nos provoca ansiedad, aunque no exista tal reto. Podemos tener taquicardia y sentir palpitaciones. Es posible que suframos hipertensión. Sentir el corazón galopando en el pecho puede asustar mucho, lo que causa todavía más ansiedad. Aquí puedes leer más sobre qué es un ataque de ansiedad.

Otros síntomas de ansiedad físicos

La ansiedad también causa tensión muscular acumulada, lo que lleva a la rigidez del cuello, los hombros, la espalda, etc. siendo más susceptible a las contracturas y a los dolores cervicales y lumbares. Asociados a estos síntomas suele aparecer insomnio, dolor de cabeza, mareo, desmayo, temblores, sofocos, escalofríos e incluso alteraciones en la vista.

Asimismo, la piel es sensible a los desórdenes nerviosos. Puedes sentirla fría, con hormigueo, sudoración, picores o eccemas. Es normal que aparezca encanecimiento o caída del cabello. La sexualidad también puede verse afectada y pasar por fases de inapetencia sexual, frigidez femenina, eyaculación precoz e impotencia masculinas.

Busca soluciones

Ahora sabes cómo se manifiesta la ansiedad, pero debes tener en cuenta que estos síntomas pueden confundirse con los de otras enfermedades, así que es posible que estés tratándote o medicándote sin que lo necesites.

También es posible que otras enfermedades físicas estén empeorando por la ansiedad. Por ejemplo, si ya sufres de asma, migraña, hipertensión arterial, arritmia o gastritis, sin duda padecer un desorden de ansiedad no te ayudará a controlarlo.

Por todo esto, si dudas cuando te haces la pregunta ¿tengo ansiedad?, es importante que recurras a un profesional para que elabore un diagnóstico y, en caso de que sea necesario, tratar la ansiedad. Actualmente, el 11% de la población española toma algún tipo de ansiolítico por recomendación de su médico: estos tratamientos son sintomáticos y no duran para siempre. La clave es que -sumado a las indicaciones médicas- aprendas a gobernar tu mente.

En ese sentido, la terapia online profesional puede ayudarte a encontrar las causas del problema, dotarte de técnicas para superar las crisis y reducir o eliminar sus síntomas físicos. Aquí puedes leer más sobre los tipos de ansiedad. ¡Supérala y vuelve a disfrutar!

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Síntomas de ansiedad: Conócelos
Scroll hacia arriba