Tengo celos cuando mi pareja queda con sus amigos

celos cuando mi pareja queda con sus amigos

Una situación tan sencilla, simple e inocente como quedar con sus amigos, puede causar un conflicto en la pareja, porque algo pasa dentro de ti, no sabes el qué, pero pensar «mi pareja queda sin mí y tengo celos cuando eso ocurre» te quema y mucho.

Seguro que te viene a la cabeza alguna vez que tu pareja ha decidido hacer planes con sus amigas y tú te has enfadado…

  • Cariño, el viernes he quedado con Juan y Fer y Vicente, que no nos vemos desde hace casi un año. Entre el trabajo y demás, no hemos encontrado oportunidad, hasta ahora, de vernos.
  • ¿Y quedáis solos? ¿No puedo ir?
  • Pues… es que prefiero quedar con ellos a solas para hablar tranquilamente de nuestras cosas. No te lo tomes a mal. Ya quedaremos otro día con ellos y sus parejas también.

Para algunas personas, que su pareja quede con sus amigos es motivo de enfado. En este artículo vamos a ver los pasos para entender cómo controlar los celos, mejorar esta conducta y dejar atrás lo que nos hace entrar en dinámicas de desconfianza, que pueden ser muy dañinas para nuestra relación.

Conflicto de pareja: tengo celos cuando mi pareja queda con sus amigos

Enfadarnos con nuestra pareja porque quede con personas y no nos incluya, y argumentar que ese enfado se debe a todo lo que le queremos y a que no soportamos estar lejos de ella, esconde un sentimiento de celos y desconfianza.

Una relación de pareja se basa en la confianza y el respeto. Y cultivar una vida social sana es tan importante para la autoestima como tener una buena relación de pareja. Quizá sea de ayuda este test de pareja para valorar cómo de saludable es tu relación.

Sentir celos en algunas ocasiones es normal, pero si la conducta se repite con frecuencia es necesario hacer autocrítica, dado que puede ser un indicio de un problema que si se mantiene puede originar una crisis de pareja.

Si los planes de tu pareja en los que no estás incluida te molestan muchísimo, prueba a sustituir los pensamientos de enfado: «mi pareja tiene derecho a tener su espacio; cuando me enamoré de mi pareja era independiente y eso me encantaba; si mi pareja está feliz con su vida, entonces estará más feliz conmigo». Aquí puedes leer más sobre qué son los celos.

¿Por qué nos enfadamos cuando nuestra pareja queda con otras personas?

Es bueno que aprendamos a diferenciar entre dos tipos de celos:

Celos racionales

Los sentimos cuando pensamos que podemos perder a la persona que queremos. Estos celos pueden hacer que nos molestemos o nos enfademos, pero no provocan más conflicto en la pareja, puesto que las bases de la relación permiten que se hable de ello y que juntos se puedan buscar soluciones para que esos celos cedan terreno a la confianza.

Si es tu caso, reflexiona para preparar la conversación: «Mi pareja está haciendo algunas cosas que me hacen sentir insegura. Mi inseguridad es algo que yo he de gestionar. Hablaré con mi pareja para contarle que tengo celos y que me cuente por qué actúa así y si tengo motivos para preocuparme o si está en disposición de ayudarme a sentirme segura de nuevo.»

Celos irracionales

Este tipo de celos se da cuando la atención se torna exigencia. Exigimos que nuestra pareja esté con y por nosotros. Cuando sentimos este tipo de celos, no nos gusta que nuestra pareja se relacione con nadie más que no seamos nosotros, puesto que lo consideramos una amenaza para la relación.

Cuando el pensamiento es: «tengo celos, me siento mal y poco querida cuando quedas con tus amigos porque creo que no quieres estar conmigo…», esto puede desembocar con más probabilidad en un problema de pareja, dado que, es más difícil controlarlos.

Las personas que sienten estos celos y no trabajan para racionalizarlos suelen provocar lo contrario a lo que están buscando: que sus parejas se alejen de ellas al sentirse excesivamente asfixiadas y no tener espacio personal. Los celos patológicos pueden esconder dependencia emocional y baja autoestima.

Otros motivos de enfado

También puede ser que el enfado se desencadene por el miedo al abandono, ya sea porque tenemos un recuerdo de una pareja que nos abandonó o porque algo en nuestra configuración personal nos hace sentir en constante peligro de ser abandonados.

En algunas ocasiones, el enfado no está causado por los celos, por el miedo al abandono o por la dependencia emocional sino, que se debe a que, simplemente, los amigos de nuestra pareja no son del todo de nuestro agrado.

Y, aunque no lo creas, si ninguna de estas opciones encaja y aún así los ánimos se caldean cuando uno de los miembros de la pareja quiere hacer algo sin el otro, cabe la posibilidad de que el enfado tenga su germen en el aburrimiento: cuando una persona no tiene mayores pasatiempos, sueños o actividades que aquello que está directamente vinculado a su relación de pareja, la sensación de aburrimiento que aparece en cuanto uno de los miembros se aleja momentáneamente es percibida como un daño infligido por esa persona y puede causar frustración y resentimiento.

Tips para no agobiar a tu pareja y tener una relación sana y feliz

#1.- Racionaliza

No te dejes llevar por los pensamientos negativos y piensa lo que, realmente, hace con sus amigos y no lo que imaginas. Si tus propios temores te bloquean y te impiden concretar estas imágenes en tu cabeza, siéntete libre de pedirle a tu pareja que te cuente algunos detalles de sus planes que te ayuden a ser consciente de lo que hace cuando queda sin ti.

Eso sí, sin llegar a invadir su privacidad o hacerle un interrogatorio. Preguntas simples y amigables como “¿habéis cenado algo rico?” o “¿ha venido tu amigo Fer?” serán suficientes para que tu pareja te cuente algunas cosas que te ayuden a tranquilizarte poniéndole “cara y ojos” a esa quedada en la que no has estado presente.

#2.- Refuerza tu autoestima con pensamientos positivos

¿Que la amiga de mi novio es muy guapa y sexy y eso me hace tener inseguridad y desconfiar? Racionalizo. Tú también tienes muchísimas cualidades y, de hecho, tu pareja te quiere y te valora tal y como eres. Es más, hasta existe la posibilidad de que precisamente ese rasgo físico o de personalidad que a ti te parece tan atractivo de la amiga de tu novio y del que tú piensas que careces, es algo que justamente a él no le gusta.

Así que, en lugar de obsesionarte, haz tú lo que esperas que tu novio haga: eso de quererte y valorarte que sienta tan, tan bien. Además, tu novio lleva años conociendo a su amiga, probablemente la conoce incluso desde antes de conocerte a ti: si él quisiera estar con ella, estaría con ella, ¿no? La realidad es que él está contigo, ¡porque quiere estar contigo! Convéncete de eso y te evitarás muchos quebraderos de cabeza.

#3.- Recupera tu espacio

Llama a aquellos amigos que hace tiempo que no ves. Tu mundo no es solo tu pareja. Necesitas el amor y cariño de tu familia y tus amigos para sentirte bien y seguro.
¿Tus amistades no tienen tiempo para ti? No pasa nada. ¡Genera espacios y situaciones en los que puedas conocer gente nueva e interesante con la que compartir con y sin tu pareja!

Aprovecha para apuntarte a ese curso para perfeccionar tu inglés que tantas veces has pensado o a esa academia de baile a la que siempre has querido entrar. Esto no sólo te hará recuperar tu espacio y permitir que tu pareja recupere el suyo, ¡también servirá para sorprenderte y sorprenderle con una versión mejorada de ti!

#4.- Pasa tiempo de calidad con tu pareja

Este es uno de los consejos más importantes de la terapia de pareja, pasar tiempo juntos no solo te hará tener unos bonitos recuerdos para utilizar mientras tu pareja sale con sus amigos, sino que reforzará vuestra relación y hará que la inseguridad disminuya. Si el tiempo que podéis disfrutar lo gastáis en discutir, estaréis potenciando que la confianza se debilite y por tanto, la relación también lo haga. El amor hay que trabajarlo y cuidarlo.

#5.- Aprende a estar solo

No necesitas estar siempre con tu pareja para estar bien. Es sano hacer cosas por separado, tener aficiones por separado y saber estar solos. No se acaba el mundo y podemos disfrutar de la soledad, de nuestras actividades o aprovechar para mimarnos, leer o descansar.
Refuerza tu autoestima y aléjate de los celos y la dependencia emocional. Tu relación de pareja se fortalecerá. Aquí puedes leer más sobre cómo no ser celoso.

Si, a pesar de estos consejos, sientes que no consigues saber cómo superar los celos, quizá sea una buena idea conversar con un profesional para ayudarte a reconocer tus virtudes y cultivar tu independencia. 

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Tengo celos cuando mi pareja queda con sus amigos
Scroll hacia arriba