TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Psicólogo Online

Terapia conductual. ¿Es eficaz?

Como podrás comprobar a lo largo de este artículo, la terapia conductual forma parte del gran abanico terapéutico que la psicología, como ciencia, puede brindarte. A lo largo de la historia se ha buscado ofrecer terapias eficaces ante los problemas psicológicos de salud. Es por ello que si necesitas ayuda psicológica debes saber que existen diferentes abordajes teóricos.

En este artículo queremos acercarte un poco más a una de dichas corrientes, la conocida como terapia conductual o terapia del comportamiento.

Qué es la terapia conductual

La terapia del comportamiento o terapia conductual se basa en la modificación de la conducta que se considera un problema para alguien. El objetivo principal que se busca desde este abordaje es modificar el comportamiento, hábito o pautas aprendidas durante un determinado periodo de tiempo y que no son del todo adaptativas o eficaces. Para ello se pueden utilizar técnicas como por ejemplo la reestructuración cognitiva.

Sin embargo desde otros abordajes como en el caso de la terapia cognitiva, no se plantea la modificación de la conducta. Esta terapia se centra en los pensamientos o emociones que están detrás de un comportamiento inadecuado, problemático o desadaptativo.

Las bases teóricas

Para que conozcas un poco más los fundamentos en que se basa este abordaje, vamos a hablarte de sus bases teóricas:

Existen dos principios en los que se fundamenta. Estos son: el condicionamiento clásico y el condicionamiento operante.

Condicionamiento clásico

El Condicionamiento Clásico se basa en la asociación entre diferentes estímulos. Para que sea más fácil de comprender vamos a poner un ejemplo relacionado con qué es asociar estímulos.

Ivan Pavlov, científico que consiguió un Premio Nobel, demostró la existencia de los reflejos y la importancia del Condicionamiento Clásico gracias a un experimento realizado con perros. En este experimento se asocia el estímulo de una luz con el estímulo de comida. Si cada vez que se enciende una luz aparece comida en la caja donde tenemos a un perro, éste asocia esa luz con el acto de comer. Después al aparecer solamente la luz, el animal segrega saliva sin que se le ofrezca siquiera comida.

Esta forma de aprendizaje es común a todos los animales, por lo que se puede utilizar para asociar de forma correcta estímulos en personas. De esta forma, si los estímulos son adecuados y adaptativos, la persona modifica su comportamiento.

A modo de ejemplo, si se asocia una situación que para una persona es estresante o provoca ansiedad con un estímulo positivo se puede obtener el efecto contrario y puede provocar calma.

Dentro de las técnicas que se pueden encontrar teniendo en cuenta este abordaje se puede hablar de la inundación, la exposición, la desensibilización sistemática o la terapia aversiva. Todas ellas son terapias altamente contrastadas con las que se obtienen resultados positivos en determinados trastornos psicológicos como la ansiedad, las fobias o los trastornos obsesivos. No obstante, profundizaremos en ellas más adelante.

Condicionamiento operante

Se basa en que la conducta se mantiene, se aumenta o se disminuye por los refuerzos y los castigos. En este caso, las terapias y técnicas que se ponen en práctica son el refuerzo, el castigo, el modelado, la economía de fichas, la extinción de conductas o el manejo de contingencias.

Todas estas técnicas tienen un punto en común: se centran en la modificación del comportamiento problemático de la persona. Se han demostrado como muy eficaces y rápidas a la hora de lograr los objetivos de modificación de conductas.

La efectividad de la terapia conductual

Los problemas de comportamiento específicos son a menudo abordados en terapia con técnicas conductuales porque estas han demostrado ser altamente eficaces. Aquí puedes leer más sobre la terapia cognitivo conductual.

Entre ellos podemos enumerar los siguientes:

- Las fobias

- Los trastornos de pánico

- El trastorno obsesivo compulsivo

Como ves, todos ellos tienen que ver con conductas en las que la ansiedad es un factor determinante en el problema que sufre la persona. La premisa es ayudar a que la persona aprenda nuevos comportamientos o adquiera nuevas asociaciones adaptativas entre estímulos.

La evaluación de las terapias

La sociedad actual demanda a la psicología una actuación en más situaciones y en diferentes ámbitos. De este modo es de vital importancia, para que las terapias lleguen a ser métodos eficaces de modificación de las conductas desadaptativas o problemáticas, que se evalúe su eficacia.

Es así que una de las terapias más eficaces que se puede ofrecer son las pertenecientes al abordaje conductual. No obstante, actualmente suelen ir unidas a las terapias cognitivas, llamándose terapia cognitivo conductual al uso complementario de ambas en el tratamiento.

Cómo es el tratamiento por condicionamiento clásico

Originariamente a esta terapia se le llamaba modificación del comportamiento, aunque ahora sea conocida como análisis de conducta aplicada. Veamos cómo se aplica la terapia conductual basándonos en el condicionamiento clásico, cuyas bases teóricas se han explicado anteriormente.

Vamos a incluir algunos de los métodos para que veas en qué casos concretos son eficaces.

Técnica de la inundación

Se utiliza en las fobias y en los problemas de ansiedad. Los pasos de esta técnica son:

Exponer al individuo que tiene la conducta problema de forma intensa y rápida a los objetos o situaciones que ha asociado con la ansiedad y el miedo.

La persona no podrá escapar a esta exposición donde, por supuesto, el control emocional es mantenido por el terapeuta. Generalmente la ansiedad de la persona desaparece una vez han transcurrido 20 o 30 minutos tras la exposición.

El objetivo principal que se consigue es que la persona deje de asociar la situación temida con la ansiedad ya que ésta no se mantiene fisiológicamente más de ese tiempo. Así se consigue que la persona se de cuenta de que realmente no le ha ocurrido nada malo relajándose ante la situación que antes le provocaba ansiedad.

La desensibilización sistemática

Se basa en la misma premisa que la inundación pero se realiza de manera progresiva.

En primer lugar se realiza un listado de temores que se puntúan como más o menos causantes de temor o ansiedad. El objetivo es comenzar la exposición utilizando como primer estímulo aquel que menor temor le produzca a la persona.

Tras ello el terapeuta enseña técnicas de relajación para que la persona la utilice conforme se va enfrentando de manera progresiva a sus temores.

Al asociar las técnicas de relajación al pensamiento de la situación que le provocaba el temor, cambiamos la asociación de miedo y temor por tranquilidad y calma.

La terapia de aversión

Ante un comportamiento inadecuado que se quiere eliminar, se provoca una asociación de este con un estímulo aversivo. De esta forma, se reduce el comportamiento inadecuado o no deseado. Veamos un ejemplo:

Hay algunos fármacos que se utilizan para provocar una asociación aversiva en las personas que consumen grandes cantidades de alcohol. Al tomarlos, cuando la persona bebe alcohol, siente unas intensas náuseas que le hacen relacionar el alcohol con el malestar.

Cómo es el tratamiento basado en el condicionamiento operante

Existen diferentes técnicas, algunas de ellas se utilizan de manera natural en la educación tanto por padres como por profesores con el objetivo de modificar conductas problemáticas. Mientras que en algunas se puede utilizar la psicología online para otras es más recomendable que sean realizadas de manera presencial. 

El condicionamiento de tipo operante es el que utiliza la economía de fichas, el refuerzo, el castigo, así como el modelado para que las personas modifiquen su conducta.

Economía de fichas

En este caso el refuerzo positivo es la base del cambio de comportamiento de los individuos que están en tratamiento o reeducación. Es una técnica muy usada en la educación, tanto por padres como por profesores.

Se les ofrecen unas fichas a las personas según sea su comportamiento más cercano al deseado.

Las fichas se pueden cambiar por ciertos privilegios que la persona conoce de antemano.

El manejo de la contingencia

En el manejo de la contingencia se evalúan las conductas inapropiadas, en qué situación se dan, así como su frecuencia. El psicólogo suele plantearse, en este momento, los posibles reforzadores que podrá utilizar para modificar la conducta indeseada.

Se realiza el contrato de contingencias. Se le explica a la persona cual es la conducta deseada que debe realizar. Se le dice el refuerzo que obtendrá y se plantea un programa de refuerzo para ese caso concreto.

Se pone en marcha el programa. La persona va modificando su comportamiento en base a los refuerzos que se aplican teniendo en cuenta el programa que se ha planificado.

El modelado

Esta es una técnica que se basa en que las personas obtienen refuerzo positivo al observar a otras realizar conductas e imitándolas. Es decir, tener un modelo positivo ayuda a incluir en nuestro comportamiento conductas adecuadas que coinciden con las de la persona modelo. También es muy usada esta técnica en los ámbitos educativos.

La extinción

Esta es una técnica con la que se produce una eliminación de los refuerzos hacia la conducta indeseada. Muchas veces los comportamientos negativos de las personas son reforzados tanto por refuerzos positivos como por los negativos. ¿Cómo es posible? Porque, en ocasiones, al castigar se presta atención y se da importancia a la conducta, lo cual hace que se mantenga la conducta indeseada.

Con la extinción, lo que se hace es retirar los refuerzos de todo tipo ante esa conducta. No reforzar ni positiva ni negativamente una conducta es una técnica muy útil para conductas como las rabietas o la agresividad.

Como ves, la terapia conductual es mucho más que una sola técnica, ya que se basa en diferentes postulados teóricos como el condicionamiento clásico y el operante, que provienen de estudios psicológicos contrastados. Además, se viene utilizando en diferentes problemas de conducta como la ansiedad, las fobias y los trastornos obsesivos desde hace décadas con óptimos resultados.

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Hablar ahora con un asesor

Psicólogo Online