Terapia de pareja: ¿Realmente funciona?

Terapia de pareja

Todas las parejas tienen roces y muchas quieren solucionarlos. Sin embargo, en muchas ocasiones la primera reacción ante la posibilidad de acudir a una terapia de pareja es preguntarse: «¿Tan mal estamos?» En este artículo te contaremos cuándo funciona la terapia de pareja.

Qué tener en cuenta antes de empezar la terapia de pareja

El paso del tiempo, el ritmo de vida, la rutina, el poco interés en el sexo o la falta de comunicación pueden llevar a las relaciones de pareja a un precipicio, en el que sobrevivir pasa por la ayuda de un experto en terapia de pareja.

Igual que algunas situaciones a las que nos enfrentamos de forma individual en ocasiones nos hacen sentir estresados y nos generan malestar, también en pareja se atraviesan momentos de crisis. Superar las crisis de pareja fortalece la relación pero es posible que en alguna de ellas resulte complicado encontrar un punto de acuerdo. Es aquí donde la terapia de pareja se vuelve fundamental.

A los problemas que surgen en una pareja se les intenta poner solución antes de acudir a la ayuda de la psicología de pareja. Sin embargo puede llegar un momento en el que los miembros de la pareja no sean capaces de arreglar sus diferencias y las soluciones que antes servían ya no lo hagan.

El primer paso para saber cómo solucionar problemas de pareja es aceptar que la causa de dichos problemas se encuentra en ambos. Asumir la parte de responsabilidad cuando las cosas no van bien es necesario para resolver el conflicto. Aun así, es normal que la iniciativa de pedir ayuda salga de una de las partes, ya sea porque es más consciente del problema o porque tiene más información de la utilidad de la terapia de pareja.

A continuación te explicamos los beneficios que puede reportar a tu pareja el llevar a cabo una terapia juntos.
¿A qué te puede ayudar la terapia de pareja?

#1.- Mejorar la atracción sexual

Terapia de pareja

Uno de los motivos que lleva con más frecuencia a acudir a una terapia para parejas, es la falta de deseo sexual y la reducción de los momentos íntimos. Mantener el nivel de satisfacción a lo largo de la relación es un reto difícil que requiere mucho esfuerzo de ambas partes. El tema de la sexualidad es especialmente delicado porque con frecuencia lleva asociado un fuerte sentimiento de culpa de alguno de los miembros.

Un psicólogo puede ser fundamental para contribuir a que cada uno asuma su responsabilidad y a que sea posible tener, de forma natural, una conversación sobre lo que está ocurriendo y las formas de mejorarlo. Dar por hecho que los problemas de sexualidad son problemas de pareja y no individuales hará que ninguno de los dos esté a la defensiva y, por tanto, que la ayuda sea más eficaz. La ayuda de pareja en el terreno de la intimidad puede mejorar los encuentros sexuales, potenciar la experimentación, recuperar la complicidad y trabajar la comunicación.

#2.- Ayudar a entender que sois personas independientes aunque seáis pareja

Terapia de pareja

En ocasiones se confunde el ser pareja con ser una prolongación de la otra persona, y cuando esto ocurre, el conflicto está asegurado. Entender que cada uno tiene una vida independiente al margen de la pareja y poner un límite a los celos es el primer paso para tener una relación basada en el respeto. Tener vida social conjunta e individual refuerza la felicidad de ambos.

Los consejos de un psicólogo son útiles para desmontar la teoría de que una pareja es mejor cuanto menos se separa. Esto te ayudará a comprender que dejar tiempo a los momentos individuales y no compartir cada instante es necesario para que cada uno siga creciendo como persona, lo que a su vez, reforzará la complicidad de la pareja. Aquí puedes leer más sobre si desenamorarse implica el fin de una relación.

#3.- Mejorar la comunicación

Terapia de pareja

Aprender a expresar lo que pensamos de forma calmada es necesario para fortalecer una relación de pareja. Hacer de la comunicación un punto fuerte llevará a que ambos sepan transmitir sus sensaciones y pensamientos sin ofender a la otra persona. Además, el hecho de no saber comunicarte con tu pareja derivará en momentos de contención por evitar una discusión seguidos de una explosión por todos esos sentimientos reprimidos. Trabajar la comunicación es fundamental en el día a día de una relación pero también a la hora de encontrar pareja.

Es importante tener en cuenta que tan relevante es saber comunicar como saber escuchar, y en este sentido, tener empatía con tu pareja es un requisito para que las cosas vayan bien. Aquí, la ayuda de un terapeuta es clave para aprender a mantener una conversación desde la opinión y evitando atacar a la otra persona. El trabajo común favorecerá que se hable sin imponer ni acusar y se fije el objetivo de buscar soluciones en vez de culpables. Este punto es especialmente importante en parejas que pasan largos periodos de tiempo separadas o mantienen una relación a distancia.

#4.- Compartir tiempo de calidad

Terapia de pareja

La mayoría de las veces los problemas de pareja no vienen por no pasar tiempo juntos sino porque el tiempo que se comparte no es de calidad. Uno de los cambios que promoverá la terapia de pareja consiste en poner los cinco sentidos en el momento que se vive, centrarse en el aquí y ahora hará que ambos se sientan más especiales y comprendidos por la otra persona.

Pensar en lo que estás compartiendo con tu pareja y no en lo que va a ocurrir después o en lo que aún está pendiente facilitará que toda la atención se dedique al momento que estás viviendo, potenciando así una relación sólida. En este sentido, un psicólogo de pareja, te puede dar recomendaciones que te ayudarán a fijar objetivos, como por ejemplo fijar una cita semanal, intentar desayunar juntos o dedicar tiempo a alguna afición común. Iniciar alguna actividad, por básica que parezca, como hacer un curso de cocina juntos, aportará numerosos beneficios a la relación.

#5.- Asentar o mejorar las bases del respeto

Terapia de pareja

Muchas veces las parejas se quieren mucho pero no bien. Precisamente por eso el amor no es suficiente para que una relación vaya bien y se mantenga con el paso del tiempo. Es necesario cuidar muchos aspectos para que el compromiso sea agradable y genere felicidad. Sin duda, el respeto es uno de los elementos que necesita un cuidado especial al hablar de bienestar en la relación. Cuidar la forma y el tono que se utiliza al dirigirse a la otra persona es el punto de partida para mejorar el día a día.

La terapia de pareja trabaja la empatía de ambos, ya que en el caso de una relación amorosa, en muchos aspectos, es necesario percibir a la pareja como parte de uno mismo. Por eso el respeto es uno de los pilares de las relaciones y una forma de practicarlo en el día a día es el agradecimiento. Dar las gracias y valorar a la persona con la que compartes tu vida es una forma de fortalecer el vínculo que os une. Esto es fundamental también a la hora de saber cómo controlar los celos en una relación de pareja.

#6.- Trabajar la paciencia y evitar discusiones

Terapia de pareja

La paciencia, como otras muchas cualidades puede mejorarse y la terapia de pareja puede servir de entrenamiento. Trabajarla tiene efectos beneficiosos tanto a nivel individual como de pareja, ya que ser impaciente va de la mano de la falta de tolerancia o de comprensión, y eso genera rechazo.

El punto de partida para mejorar la paciencia consiste en comprender que tu pareja no es perfecta y que por tanto va a haber cosas de ella que nos gusten menos. Para evitar la ruptura sentimental es fundamental el trabajo con el psicólogo para fijar objetivos y metas que se adecúen a la realidad de ambos. Si las expectativas son optimistas en exceso, no verlas cumplidas generará frustración y propiciará nuevas discusiones.

#7.- Crear un clima positivo en el hogar

Terapia de pareja

De las personas que finalmente acuden a la terapia de pareja, el 75% refiere mejoras. Las mejoras en la relación de pareja repercuten en el día a día, ya que al mejorar la comunicación y el respeto se crea un clima más agradable en el hogar.

En caso de que haya hijos, ellos serán unos de los mayores beneficiarios de los cambios en la relación de sus padres. No se debe perder de vista que los pequeños de la casa perciben mucho más de lo que parece y son conscientes de los momentos de tensión. Los logros de la terapia de pareja empiezan a hacerse presentes en cada miembro de la misma y se prolongan al entorno más cercano. Aquí puedes hacer un test de pareja para comprobar el estado actual de tu relación.

#8.- Relativizar aquellas cosas que te molestan y no tienen tanta importancia

Terapia de pareja

Si te pararas a pensar si las cosas que suponen un enfrentamiento con tu pareja tienen la gravedad que se le están dando o son motivo incuestionable de discusión, es probable que la respuesta sea “no”.

La mayoría de las veces esa reflexión no existe y eso lleva a conflictos que se podrían controlar. Ese es, precisamente, uno de los objetivos de la terapia de pareja, no solo aprender a gestionar los problemas sino evitarlos siempre que sea posible. Si os entrenáis en técnicas para dialogar de forma eficaz, cada vez que aparezcan pensamientos del tipo «tengo celos cuando está con sus amigos… no soporto que no recoja las cosas que utiliza… parece que no me escuche cuando le hablo…», lo podréis resolver de forma eficaz sin que esto implique un conflicto.

#9.- Mejorar la actitud en las demás áreas vitales

Terapia de pareja

La ayuda de un psicólogo experto en pareja puede ayudarte a salvar tu relación siempre que el fallo esté en la manera en la que os relacionáis y no en uno de los miembros de forma individual. Aquí puedes leer más sobre cómo combatir una crisis matrimonial.

Si finalmente, gracias a la terapia de pareja, tu relación mejora, notarás los efectos en las demás áreas vitales. De forma natural, puedes sentir que tu actitud y motivación en el trabajo crece, que te encuentras mejor contigo misma y te valoras más, e incluso que tu forma de relacionarte con familiares y amigos es más placentera.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Terapia de pareja: ¿Realmente funciona?
Scroll hacia arriba