Terapia para la ansiedad: descubre en qué te puede ayudar

Terapia para la ansiedad

Cuántas veces habrás escuchado que tener ansiedad es algo muy común y de escasa importancia, propia de personas flojas, que lo verdaderamente grave es tener una enfermedad, que la psicología no funciona o que es suficiente con saber controlarse un poco, respirar hondo y pensar en otra cosa.

Existe otra posibilidad cuando de opinar sobre la ansiedad se trata, esta es escuchar que los problemas de ansiedad pueden derivar de traumas de la infancia. O que sus miedos irracionales pueden acabar arruinándoles la vida y todas sus relaciones.

Pero los síndromes por ansiedad, que se encuentran englobados en un abanico muy amplio de trastornos, no tienen por qué ajustarse a estas ideas preconcebidas que escuchamos a veces. Estos prejuicios tienen más que ver con las creencias populares que con un conocimiento real sobre la ansiedad.

Un testimonio de ansiedad

Me llamo María del Mar y soy graduada en Ciencias Ambientales. Terminé mis estudios universitarios y me puse a trabajar en una empresa ajena a mi titulación. Al mismo tiempo preparaba unas oposiciones para ser profesora. Estuve así durante un par de años hasta que realicé los exámenes y, aunque aprobé, no obtuve plaza. Pero decidí continuar con mi preparación y unos meses más tarde, cuando regresaba a casa en el autobús después de mi habitual jornada de trabajo y asistencia a las clases de la academia, sentí de pronto taquicardia y presión en el pecho. Tenía la impresión de que iba a perder el sentido allí mismo. Pensando en una patología cardiaca acudí a mi centro de salud, donde me explicaron que en realidad lo que me había sucedido aquella tarde había sido un ataque de pánico.

María del Mar obtuvo ayuda para su problema contactando con un psicólogo online que le recomendó un amigo. Siguiendo la terapia para la ansiedad propuesta por este psicólogo, llegó a comprender muchas cosas de sí misma y de la manera en que podía gestionar el estrés y los pensamientos anticipatorios. Mejoró el sentimiento de estar a merced de las circunstancias con escaso o nulo control sobre la propia vida. Este fue el primer paso que María del Mar dio para adquirir una serie de estrategias que le permitieron saber cómo controlar la ansiedad, afrontarla con éxito e ir reduciendo cada vez más sus apariciones.

¿Cuándo es aconsejable recurrir a una terapia para la ansiedad?

Lo que le sucedió a María del Mar es solo una de las modalidades en que puede manifestarse la ansiedad en una persona. Pero como ya dijimos, son muchos los trastornos en los que la ansiedad es el componente principal. Algunos de ellos seguro que te suenan: la ansiedad por separación, la ansiedad social, la agorafobia, o las fobias específicas (miedo a la oscuridad, a las arañas, a volar). A continuación se encuentra el testimonio de Beatriz y su problema de ansiedad.

Me llamo Beatriz y trabajaba en un laboratorio como bióloga, la mayor parte del tiempo estaba concentrada en investigaciones sobre las plagas y enfermedades del olivo. Aunque esta actividad no me apasionaba demasiado, había conseguido encontrar en este trabajo solitario un refugio seguro ya que padezco fobia social. Solía sentirme juzgada, generalmente para mal, por mis compañeros de trabajo. Por este motivo procuraba pasar la mayor parte del tiempo en mi pequeño laboratorio. Esa sensación de sentirme juzgada la había sufrido también durante los años de estudio en la Universidad. Y en otra ocasión anterior, durante un campamento de verano al que me apuntaron mis padres cuando era adolescente. Cuando me encontraba en compañía de personas de edad similar a la mía me asaltaban pensamientos deprimentes. Por eso me fui aislando poco a poco ya que había aprendido que esa era la única manera de reducir la ansiedad que se apoderaba de mí.

El caso de Beatriz nos da la clave para darnos cuenta de cuándo se debe acudir al psicólogo: cuando la ansiedad se convierte en un problema tal, que obliga a la persona que la padece a construir su vida en torno a ella, limitando sus oportunidades de desarrollo.

¿Qué sucederá en terapia?

El psicólogo está preparado para ayudarte a que entiendas cómo reducir la ansiedad y a gestionar las cosas que te preocupan. Si bien no va a dirigir tu vida, te dirá qué herramientas y estrategias puedes implementar para encontrarte mejor. A continuación, te contaremos algunas cosas que vivirás en una terapia para la ansiedad.

#1.- Emprenderás un camino de mejoras

Tomar la decisión de ir al psicólogo será un gran paso aunque no puedas verlo al instante. A partir del momento en que decides pedir ayuda, empezarás a avanzar hacia una mejor versión de ti. Con la ayuda del psicólogo y poniendo de tu parte, conseguirás mejorar tu bienestar emocional y aprenderás a gestionar tus emociones de una manera más eficaz. Es importante que seas consciente de que esto implica tiempo: no te presiones por mejorar de inmediato, pues esto podría agudizar tu ansiedad.

#2.- Descubrirás cómo combatir la ansiedad

No existe una fórmula mágica que el psicólogo te pueda decir para que tu ansiedad desaparezca para siempre. El psicólogo te dará pautas para que puedas reconocer los síntomas de ansiedad y controlarlos por ti misma. Con cada sesión te irás notando más capaz de vencer la ansiedad y llevar una vida normal y este aprendizaje será sólido y duradero porque llegarás a él por ti misma.

#3.- Conocerás alternativas a la medicación

Quizá hayas estado tomando algún medicamento ansiolítico para combatir la ansiedad. Si bien es cierto que debes seguir las indicaciones de tu médico y tomarlos si te los ha prescrito, en el psicólogo no recibirás medicación. Parte de la terapia para la ansiedad se basa en entrevistas diagnósticas que te ayuden a encontrar el camino para mejorar y vivir más tranquilamente sin ayuda farmacológica.

#4.- Liberarás a tu entorno

Muchas veces sentimos que nuestros amigos o nuestra pareja nos pueden ayudar a sentirnos mejor, así que les contamos una y otra vez las cosas que nos preocupan, con la esperanza de que nos den la solución mágica para dejar de estar mal. Esto satura a nuestro entorno y les genera frustración ya que, si bien su intención es la mejor, no están entrenados para ayudar en estos casos, como sí lo está el psicólogo. Cuando das el paso de comenzar un tratamiento para la ansiedad, liberas a tus allegados de la carga de ayudarte y de la frustración de no ser efectivos y consigues un apoyo verdaderamente eficaz para mejorar tu día a día.

#5.- Ganarás tiempo

Se suele decir que «el tiempo todo lo cura», y aunque la ansiedad se cura, no es esa la solución. El tiempo, de hecho, perjudica porque permite asentar los pensamientos negativos, el miedo a los síntomas de ansiedad y las conductas que funcionan como disparadores y que no sabes gestionar. Cuando das el paso de ir a una terapia para la ansiedad, ganas tiempo, porque empiezas a descubrir que cuentas con mecanismos para vivir los síntomas de ansiedad de manera mucho más informada, haciéndote más capaz de controlarlos y llevar una vida más normal.

¿Por qué acudir a una terapia online?

Las sesiones de terapia tradicional son muy eficaces para que aprendas cómo combatir la ansiedad. Pero en ocasiones quedan fuera del alcance de algunas personas por su particular ritmo de vida y obligaciones diarias. Los casos de los que te hemos hablado en este post son un buen ejemplo de esto, ya que tanto María del Mar como Beatriz disponían de muy poco tiempo libre.

La alternativa la tenemos en la terapia online y en la elección de un buen psicólogo online. De hecho, esta modalidad ofrece elementos terapéuticos de gran valor que contribuyen a enfrentar la inseguridad que muestran las personas con problemas de ansiedad y a dejar de vivir con miedo.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Terapia para la ansiedad: descubre en qué te puede ayudar
Scroll hacia arriba