Timidez. 10 claves para vencerla

timidez

La timidez es la sensación de inseguridad o de vergüenza que sentimos en determinadas situaciones sociales. En ocasiones intentamos pasar desapercibidos y evitamos expresar opiniones, esa vergüenza que sentimos puede deberse a una percepción negativa de nosotros mismos.

Es cierto que este tipo de comportamiento forma parte de la personalidad de cada uno de nosotros. Sin embargo, nos limita. La buena noticia es que se puede vencer. Si eres una persona tímida, en este post te damos algunos consejos para que venzas esa timidez que te impide relacionarte con los demás, exponerte y mostrar la mejor versión de ti misma.

Ten en cuenta que las personas con una timidez elevada evitan la socialización, sobre todo, las situaciones en las que han de relacionarse con personas de autoridad. Si te ha pasado, sabrás que a pesar de querer relacionarte con los demás, no te sientes capaz de hacerlo. Tu zona de confort es muy reducida y te cuesta mucho salir de ella. Te sientes segura en tu círculo más cercano porque tienes la sensación de control. Sin embargo, esa comodidad es la que te limita y la que hace que te pierdas muchas oportunidades.

En determinados casos, cuando sientes que la situación te sobrepasa puedes llegar a sufrir síntomas de ansiedad. Alguna de las manifestaciones de la timidez pueden ser la dificultad para iniciar una conversación, no expresar una opinión si no te preguntan antes, no mantener contacto visual con tu interlocutor e incluso actuar con cierta sumisión. Lo peor es que ese miedo no disminuye, sino que tiende a aumentar a modo de círculo vicioso si no lo trabajas.

Pero, tal y como te hemos avanzado, podemos ayudarte a que superes tu timidez, mejores tu autoestima y la confianza en ti misma. Trabajando tu timidez te sentirás capaz de conseguir sus metas sin que la vergüenza sea un problema para ti. Y, en definitiva, mejorarás tu calidad de vida, podrás abrirte a los demás, mejorar tus habilidades sociales y aprovechar las oportunidades que la vida te presente.

Cómo superar la timidez: te damos los mejores consejos

La clave para superar la timidez es la confianza en ti misma. Ahora bien, para conseguirlo te contamos algunos trucos que mejorarán tu seguridad y te ayudarán a sentirte mejor y a tener el control.

#1.- Reconoce tu timidez

El primer paso para vencer una debilidad es ser consciente de ella. No es grave ser tímida, pero es importante que lo trabajes para que no te produzca limitaciones. Ocultar tus puntos menos fuertes no te va a ayudar a mejorar. Trabajar y hablar sobre esto con tu entorno más cercano te ayudará a reducir sus efectos, conseguirás que los demás empaticen más contigo y que recibas su ayuda para sentirte más cómoda e integrarte en el grupo.

#2.- No evites las situaciones sociales, exponte a ellas

La forma que tienes de salir de un círculo vicioso es romperlo, así que no puedes seguir evitando determinadas situaciones porque no te sientas cómoda. Tienes que exponerte a ellas. Cuánto más practiques, menos nerviosa te pondrás y más potenciarás tu crecimiento personal.

Sin embargo, esto no significa que te lances a la piscina y te vayas tú sola a una fiesta en la que no conoces a nadie. Ve poco a poco. Establece una jerarquía que te haga sentir segura. Primero puedes acompañar a una amiga a un evento en el que no conoces a nadie más y poco a poco interactuar con sus conocidos. Después, puedes atreverte a hacerlo con personas completamente desconocidas para ambas. Crea una estrategia en la que te sientas cómoda y con la que te sientas cada vez más segura.

#3.- Llega antes de hora para familiarizarte con el espacio

Si te invitan a un evento social, es mejor que llegues antes de hora para que te dé tiempo a tantear el terreno. Es mejor ser de los primeros invitados para que, cuando llegue el resto, te saluden y puedas integrarte en uno de los primeros grupos que se creen. Te resultará más difícil hacerlo si llegas tarde y la gente ya se ha distribuido en pequeños grupos. En ese caso es posible que te sientas un poco abrumada.

#4.- Muestra interés por los demás

Es una manera de entablar una conversación y romper el hielo. En vez de esperar a que el resto te pregunte a ti, empieza por preguntar tú sobre temas socorridos como pueden ser el trabajo, el lugar de residencia, las aficiones que tienen o la familia.

El hecho de poner el foco de atención en las otras personas te ayudará a sentirte menos observada y disminuirá tu ansiedad. Para mejorar tus habilidades sociales es importante que te intereses por los demás, a todo el mundo le encanta hablar de sí mismo. Incorpora esta información en tu estrategia y nunca olvides preguntar: ¿y a ti? o ¿y tú?

#5.- Deja de juzgarte, valórate más

Evita los pensamientos negativos sobre ti misma. No te juzgues. Limita tu autocrítica, porque los diálogos negativos contigo misma lo único que hacen es aumentar tu inseguridad. Cuando te juzgas, lo que consigues es asumir que los demás lo hacen también y no es así. No te anticipes a los pensamientos de los demás, sobre todo si no son positivos. Uno de los puntos fundamentales de la psicología positiva consiste en cambiar la perspectiva de las cosas, centrando la mirada en los aspectos positivos a través del control emocional.

Para conseguirlo puedes hablarte como si fueras tu mejor amiga. Con los amigos no somos tan duras, así que no lo seas contigo misma. Sé consciente de lo que te dices en ese diálogo interno que tienes y empieza a mimarte más a ti misma. Piensa en lo que te diría tu mejor amiga sobre esa situación.

#6.- Traza un plan

Las estrategias nos permiten anticiparnos y disponer de soluciones para sentirnos más seguros. Cuando tengas que exponerte a una determinada situación social, no pienses que te pondrás roja, que tartamudearás o que actuarás con torpeza. Todo lo contrario. Antes de ir, prepara algunos temas de conversación, piensa en lo que tienes en común con el resto de los asistentes o cualquier otra cosa que te ayude a mejorar la confianza en ti.

Además, también es interesante que en tu estrategia incluyas un plan de escape si te sientes abrumada o agobiada y necesitas calmarte un poco. Puedes ir al baño, respirar o refrescarte para después volver a retomar las riendas de la situación.

#7.- Define tu propio papel

Saber quién eres y lo que tienes que hacer mejora la seguridad en ti misma. Para conseguirlo, es aconsejable que te asignes un rol con un objetivo y así buscarás la manera de conseguir tu meta. Por ejemplo, cuando vayas a una fiesta puedes pensar en un determinado cometido, como puede ser «conseguir que los demás se sientan bien en el evento». De esta manera, focalizarás tus esfuerzos en lograr el reto.

#8.- Identifica tu tipo de timidez

Para superar la timidez, es importante es identificarla y saber su origen. ¿Las personas nacemos tímidas o nos hacemos? Es verdad que puede haber componentes genéticos, pero es la propia experiencia la que nos modela. Las pocas oportunidades para relacionarte con éxito, sentirse humillada en algún momento, tener antecedentes de este rasgo en tu familia o tener la autoestima baja puede favorecer la timidez. Puede haber muchas razones, por eso es aconsejable que reflexiones sobre tu situación, pero sobre todo, que comiences el cambio. Los profesionales de la psicología te ayudarán a conseguirlo y a que la superes.

#9.- Cambia la postura corporal

Una postura puede ayudarte a mejorar la confianza en ti. Opta por llevar la cabeza alta, los hombros hacia atrás y los brazos ocupando espacio, así sentirás más poder y más seguridad. Trabajar la comunicación no verbal es fundamental a la hora de comunicarte con éxito con los demás.

#10.- Aprovecha el potencial de la tecnología

Si bien es verdad que la tecnología y las redes sociales nos conducen hacia la individualidad, también nos permiten socializarnos. Detrás de una pantalla no se aprecia si estás o no sonrojada, de manera que puedes aprovechar las ventajas de los mensajes en línea para coger un poco más de confianza y relacionarte con otras personas. El hecho de sentir que conoces más a la gente y que tienes temas de conversación sobre los que hablar te ayudará a soltarte y a mostrarte menos retraída en tus encuentros sociales.

¿Cuándo es el momento idóneo para empezar?

Como siempre, el mejor momento para hacer algo es ahora. Sí, tenemos que evitar procrastinar y empezar cuanto antes a lograr nuestros objetivos. Lo único que pasa en la vida es el tiempo y las oportunidades, así que ponte manos a la obra para superar tus propias limitaciones.

La psicología online es una excelente herramienta para guiarte, para ayudarte a mejorar tu autoestima y la confianza en ti misma. La vida es maravillosa y romper círculos nos permite superarnos a nosotros mismos, crecer como personas y ganar en seguridad. Como puedes ver, tus conductas o tus comportamientos son el fruto de la personalidad que has moldeado a lo largo de los años. Tienes el poder de trabajar aquello que no te guste y puedes empezar ahora.

Alcanza tu mejor versión mediante la app de psicología de TherapyChat. Somos la aplicación N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

 

Timidez. 10 claves para vencerla
Scroll hacia arriba