TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Depresión

Tipos de depresión

Algo que desconoce la gran mayoría de las personas es que existen diferentes tipos de depresión. El pensamiento más común es que la depresión siempre tiene lugar de la misma forma. Sin embargo esto no es cierto, por lo que en este artículo vamos a profundizar en sus diferentes manifestaciones.

Tipos de depresión y sus síntomas

En total podríamos hablar de seis tipologías diferentes de trastornos depresivos. Aunque puedas pensar que se parecen entre sí, nada más lejos de la realidad. Cada tipología tiene sus propios síntomas y, aunque algunos coinciden, hay muchos otros que no guardan relación alguna.

Así pues, es importante estar al tanto de cada uno de los tipos ya que, en caso de padecerlos, la desinformación acerca de este tipo de enfermedades puede ser un punto en contra a tener en cuenta.

Por este motivo, vamos a desarrollar cada una de las variantes, abordando sus causas y su sintomatología.

#1.- Depresión mayor

La depresión mayor es una de las tipologías más graves y también de las más conocidas. Su manifestación se conforma por la aparición de uno o más episodios depresivos que suelen tener una duración de dos semanas.

Es frecuente que estos episodios comiencen durante la adolescencia o a lo largo de la primera etapa adulta. Quienes padecen este tipo de depresión, experimentan fases de estado anímico corriente entre las fases depresivas. Estas fases pueden durar meses o incluso años.

Esta variable está clasificada en el grupo de los episodios unipolares porque no hay fases de manía. Ciertamente, puede producir problemas serios si no se aborda, ya que una de las ideas más recurrentes cuando se padece esta enfermedad está relacionada con los pensamientos suicidas. 

Síntomas

Hay una amplia lista de síntomas que denotarían el padecimiento de la depresión mayor. Hay que tener precaución al interpretarlos, ya que todos ellos pueden tener otras causas. Verdaderamente lo que afirma que se está padeciendo este problema sería el hecho de sufrir una gran parte o la totalidad de ellos.

Una vez que esto está aclarado, veamos cuáles son:

- Estado anímico depresivo durante todo el día y con una frecuencia de casi todos los días
- Pérdida de interés en las actividades que antes si resultaban interesantes
- Cambios bruscos en el peso, ya sea por aumento o por descenso
- Cambios en el sueño. Puede manifestarse por defecto (insomnio) o por exceso (hipersomnia)
- Bajada de autoestima
- Problemas en la concentración y en la toma de decisiones debido a la inseguridad y a las preocupaciones que la mente proyecta continuamente
- Sentimiento de culpabilidad ante cualquier circunstancia, por banal que sea
- En ocasiones se pueden producir pensamientos suicidas
- Agitación o retrasos psicomotores que se manifiesten a lo largo del día
- Fatiga y falta de energía
 

Cabe destacar que se deben manifestar cinco síntomas o más para que verdaderamente el problema esté relacionado con la depresión mayor. Por último, hay que hacer referencia a que existen dos subtipos de esta depresión.

  1. Depresión de episodio único: que se manifiesta por una circunstancia única y concreta en la vida y solo aparece en ese momento.
  2. Depresión recidivante: en este caso la depresión aparece en más de una ocasión y cada episodio debe separarse por dos meses sin la manifestación de ningún síntoma.

#2.- Distimia

La distimia es un tipo de depresión unipolar, pero interfiere en el funcionamiento normal y en el bienestar de la persona.

Lo que mejor define este trastorno es que la persona se siente depresiva durante prácticamente todo el día y todos los días durante al menos dos años. No se tiene por qué experimentar una fuerte tristeza. Por el contrario, aparece la falta de motivación y la pérdida de ganas como si no importasen las actividades de las que antes se disfrutaba. No obstante a veces se puede confundir la distimia con la depresión crónica

Cabe destacar que es posible que las personas que padezcan estos problemas también sufran episodios depresivos severos. 

Síntomas

- Cambios en el apetito, ya sea por exceso o por defecto
- Alteraciones del sueño.  Puede manifestarse por defecto (insomnio) o por exceso (hipersomnia)
- Falta de energía continua a la hora de enfrentarse a la rutina
- Autoestima baja
- Problemas de concentración y en la toma de decisiones fruto de la inseguridad
- Sentimiento de desesperanza continua ante cualquier problema o ante la vida en general
 

#3.- Depresión maníaca

Dentro de los tipos de depresión, este es el que no se suele clasificar como tal en el imaginario social. Otra forma de denominarlo sería Trastorno Bipolar y se clasifica dentro de los trastornos del estado de ánimo.

En este caso, se combinan los periodos depresivos con los de manía, dando lugar pues a altibajos extremos. Este es una patología que no ha de confundirse con un simple problema de inestabilidad emocional. Aquí puedes leer más sobre la diferencia entre depresión y ciclotimia

El tratamiento aplicado sería diferente a cualquier otro tipo de depresión. Necesita de estabilizadores del humor y de un acompañamiento profesional, tanto al paciente como a su entorno familiar.

Síntomas depresivos

- Tristeza persistente
- Desesperanza o desamparo
- Baja autoestima
- Sensación de ineptitud
- Culpabilidad exacerbada
- Pérdida de interés en cualquier actividad
- Dificultad a la hora de relacionarse con otras personas
- Alteraciones en el sueño
- Cambio en el peso y en el apetito
- Falta de energía y de concentración
- Dificultad para tomar decisiones
- A veces se producen pensamientos suicidas intensos que pueden llevar a la realización de actos para conseguirlo
- Molestias físicas recurrentes
- Intentos y amenazas de escapar del hogar
- Hipersensibilidad ante el rechazo o el fracaso
- Irritabilidad y hostilidad que pueden derivar en agresiones
 

Síntomas maníacos

- Autoestima exagerada
- Nula necesidad de descanso
- Distracción e irritabilidad
- Interés exagerado por participar en actividades placenteras y de alto riesgo, como puedes ser el consumo de drogas, la promiscuidad sexual o la conducción imprudente
- Mayor locuacidad
- Sensaciones de excitación y euforia
- Cambios bruscos en el estado de ánimo
- Aumento del deseo sexual
- Aumento de la energía
- Falta de sentido común
 

#4.- Trastorno depresivo estacional (SAD)

Esta tipología suele aparecer en una estación del año determinada. Lo más común es que se manifieste en los meses de frío y sus síntomas se intensifican paulatinamente conforme se acerca el final del otoño y comienza el invierno.

En este caso, el cuadro sintomatológico es muy parecido al de otros tipos de depresión.

- Desesperanza
- Aumento de apetito y de peso
- Mayor sueño
- Descenso de la energía y de la capacidad de concentración
- Pérdida de interés en el trabajo y en otras actividades
- Lentitud en los movimientos
- Mayor aislamiento social
- Tristeza e irritabilidad
 

No obstante, otra variable sería la que padecen algunas personas en verano. En este caso, los síntomas serían diferentes.

- Falta de apetito
- Pérdida de peso
- Insomnio
- Irritabilidad y ansiedad mayor
- Sentimientos de inquietud
 

#5.- Depresión psicótica

Dentro de los tipos de depresión, la depresión psicótica se manifiesta cuando la depresión mayor incluye alguna tipología de psicosis.

Debes saber que esta es la tipología que más difiere del resto. Su característica principal es la presencia de síntomas psicóticos, como podrían ser alucinaciones y/o delirios que afectan directamente a la forma en la que se percibe la realidad.

En estos casos, lo principal es acudir a un experto en psicología para que pueda frenar lo antes posible estas alucinaciones y después tratar activamente el resto de síntomas propios de la depresión mayor.

#6.- Depresión post parto

Como podrás imaginar, la depresión post parto afecta a las mujeres que han sido madres. Su característica definitoria por excelencia es que ocurre poco después de dar a luz.

El periodo en el que se manifiesta puede ser hasta de un año tras el parto. No obstante, lo más habitual es que suceda en los primeros meses tras el nacimiento del bebé.

En este caso, los síntomas más comunes son el rechazo hacia el recién nacido debido al miedo que se tiene de no ser una buena madre. Por ello, en esta ocasión nos vamos a centrar en las causas, ya que son más significativas y ayuda más a comprender el porqué del surgimiento de esta alteración mental.

Causas de la depresión postparto

- Cambios en el cuerpo durante el embarazo y tras el parto, tanto a nivel físico como a nivel hormonal
- Modificaciones en las relaciones sociales y laborales que vienen ligadas al nacimiento del bebé
- La falta de tiempo para una misma y de libertad debido a las obligaciones propias de la crianza
- Modificaciones en el sueño y vigilia debido a la adaptación a los horarios de sueño y de comer del bebé
- Preocupación excesiva acerca de las capacidades para ser una buena madre
 

La importancia de acudir a un profesional

Gracias a Internet, hay una vía de información muy amplia sobre la depresión, sus síntomas y sus causas. De hecho, en muchas ocasiones se dan consejos y directrices para ayudar a superar este tipo de problemas.

No obstante, es imprescindible ponerse en manos de profesionales cuando se cree que se sufre cualquiera de estos tipos de depresión. Cada persona funciona de forma diferente y tiene una manifestación de síntomas distinta. Por ello, debe ser un experto en psicología quien trate activamente a cada persona afectada.

Así pues, si crees que puedes estar sufriendo cualquiera de estos tipos de depresión, no lo dudes ni un momento y ponte en contacto con algún experto.

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Hablar ahora con un asesor

Depresión