TherapyChat Content

La psicología online te aporta herramientas y estrategias para conocerte y sentirte mejor. Aquí encontrarás consejos y artículos de nuestro equipo de psicólogos especializados para ayudarte en tus diferentes momentos vitales. Si deseas hablar con un psicólogo, en TherapyChat podemos ayudarte.

Ansiedad

Tipos de fobias

Existen diferentes tipos de fobias. Cuando hablamos de fobias nos referimos a un temor abrumador e intenso que sientes frente a un objeto, animal, actividad o situación en concreto. A pesar de que en principio no presenten una amenaza real o planteen un peligro mínimo, provocan en ti una reacción desmesurada de ansiedad, miedo y estrés. A diferencia de otras circunstancias que te generan pánico o angustia, las fobias son duraderas y pueden llegar a limitarte en tu día a día.

Tipos de fobias

Actualmente existen tantos tipos de fobias como cantidad de elementos, componentes o circunstancias que puedas experimentar. Prácticamente son infinitas. Y es que cada persona responde a los distintos estímulos de una u otra forma, por lo que es muy complejo llegar a catalogar todas las fobias de manera completa y exacta.

De manera general, puedes encontrar tres fobias que destacan sobre el resto por ser más conocidas.

  • La agorafobia, que es el miedo irracional a estar en un lugar o situación donde sea extremadamente difícil escapar o recibir ayuda. 

  • Las fobias sociales, que se consideran como el pánico desproporcionado a no saber reaccionar en situaciones sociales o a recibir una evaluación negativa de los demás. ¿Y cómo superar la fobia social con lo difícil que es entenderla? Aprendiendo a controlar tus pensamientos. 

  • Las fobias específicas son muchas y muy variadas. Puedes sentir un pánico intenso y excesivo hacia dos o más elementos concretos.

Fobias específicas

Dentro de las fobias específicas existe una segunda clasificación que engloba las siguientes categorías:

  • Fobia a los animales, en cuyo caso, el desencadenante de tu miedo es un animal en concreto.
  • Fobia a la sangre. En este rango están incluidos tanto la sangre como todos los objetos que están relacionados con ella, como pueden ser las agujas o los procedimientos médicos.
  • Fobias del entorno natural. En este caso en particular, tu miedo tiene su origen en los fenómenos meteorológicos.
  • Fobias de situación. En las que, como su propio nombre indica, el pánico está provocado por situaciones o circunstancias concretas.

Síntomas de las fobias específicas

Independientemente de la clase de fobia  que padezcas, lo más común es que presentes las siguientes manifestaciones:

  • Terror inmediato e intenso cuando te expones a lo que te atemoriza o piensas en ello.
  • Sensación de ansiedad que va en aumento a medida que se aproxima el objeto o situación determinado. Ya se trate de un acercamiento en el tiempo o el espacio.
  • Sentimiento de impotencia al no poder tener el control.
  • Tratar de evitar lo máximo posible tu exposición a dicho elemento o circunstancia.
  • Dificultad para actuar con normalidad cuando te expones a la causa de tu terror.
  • Experimentar reacciones y sensaciones físicas como, por ejemplo, náuseas, temblores, sudores, taquicardias o dificultad para respirar.
  • En los casos concretos del miedo a la sangre o lesiones, es corriente que, además, sientas mareos o incluso te desmayes.

¿Cuáles son las causas de las fobias?

A pesar de que las fobias específicas son el tipo de trastorno de ansiedad que afecta a más personas en la población general, aún no se ha determinado la causa concreta por la que puedes padecer esta patología. Mientras que en algunos casos es relativamente fácil averiguar la razón o el origen que causa tu miedo, en otros es imposible identificar la causa de tu pánico.

Por ejemplo, pueden darte miedo los espacios pequeños y que este miedo esté causado porque en algún momento de tu vida te hayas quedado sin poder salir de un ascensor o en alguna estancia diminuta. Mientras que también pueden darte miedo las abejas y que jamás te haya picado una.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo de los diferentes tipos de fobias, destacan los siguientes:

Edad. Si bien es cierto que las fobias pueden aparecer en cualquier etapa de tu vida, el riesgo es considerablemente mayor durante los primeros años.

Personalidad. Tu conducta y pensamientos tienen un peso muy importante en tus miedos. En función de cómo reacciones y lo que pienses de cada suceso, se aumentan las posibilidades de volver a sentir miedo en el futuro cuando te expongas al mismo elemento.

Familia. Es más probable que padezcas una fobia específica si un miembro de tu familia también la sufre. Aunque no está determinado si este patrón está influenciado por la herencia o es debido a la observación de la reacción.

Experiencias negativas. Una de las causas más comunes de que desarrolles una fobia específica es que experimentes una situación desagradable en cualquier momento de tu vida.

Información sobre experiencias negativas. El hecho de que te llegue información sobre experiencias negativas ocurridas a terceros también puede ser el desencadenante de una fobia específica, incluso aunque no conozcas a las personas afectadas.

Los tipos de fobias específicas más comunes

Aunque no hay un modo de determinar a ciencia cierta cuáles son las fobias más comunes en todo el mundo, a continuación te contamos cuáles son las más extendidas y conocidas.

Claustrofobia

Una de las fobias más conocidas y comunes es la claustrofobia o miedo a los espacios cerrados. Para que padezcas este pánico, los espacios no tienen por qué ser necesariamente pequeños, basta con que no puedas salir de ellos.

Acrofobia

Otra de las fobias más habituales y que erróneamente se la confunde con el vértigo es la acrofobia o miedo a las alturas. En estos casos, el miedo puede aparecer incluso cuando estás a salvo y no corres el riesgo de caer, pero estás a una altura más elevada de lo habitual.

Zoofobia

Es el miedo irracional y generalizado a todos los animales. Entre los tipos de fobias específicas a animales destacan: aracnofobia, o miedo a las arañas; ofidiofobia, o pánico a las serpientes; entomofobia, que engloba el terror hacia una o más especies de insectos; y la cinofobia, que es el miedo a los perros.

Misofobia

Es el pánico a los gérmenes y la suciedad. Este terror te conduce a limpiar de forma exhaustiva y extrema cada rincón, además de a lavarte, las manos especialmente, de manera compulsiva.

Aerofobia

El miedo a volar o a viajar en avión suele estar relacionado con el pánico a sufrir un accidente, a sentir que no tienes el control de las circunstancias o bien a tu incapacidad de escapar en pleno vuelo.

Agorafobia

La agorafobia es el miedo a los espacios abiertos y a las situaciones de donde sea difícil escapar o en las que sea difícil recibir ayuda. Aquí puedes descubrir cómo superar la agorafobia

Dentofobia

También conocida como fobia dental. Se caracteriza por el miedo persistente y constante que sientes hacia los dentistas y todo lo que tiene que ver con este campo.

Los tipos de fobias específicas más inusuales

Además de las fobias más frecuentes, también existen aquellas que destacan por su extrañeza o por lo poco comunes que son. A continuación, te contamos cuáles son las fobias más raras.

#1.- Hipopotomonstrosesquipedaliofobia

Curiosamente, esta fobia hace referencia al temor a las palabras largas y a pronunciarlas mal. Debido a su propio nombre también se la conoce como largsofobia.

#2.- Hexakosioihexekontahexafobia

También conocido como el miedo irracional al número 666. Las personas que padecen esta fobia evitan todo lo que está mínimamente relacionado con este número.

#3.- Medortofobia

Es el miedo intenso a tener o contemplar una erección. Puede presentarse tanto en hombres como en mujeres.

#4.- Turofobia

Es el pánico a ver u oler un trozo de queso, sea de la clase que sea. Cuando padeces esta fobia presentas un malestar muy desagradable que no está relacionado con el hecho de que no te guste el queso.

#5.- Crematofobia

Esta fobia hace referencia al miedo al dinero.

#6.- Coulrofobia

Es el miedo a los payasos. Al igual que con otros tipos de fobias, no es necesario estar frente a uno para que tu cuerpo responda con un elevado nivel de ansiedad y estrés.

#7.- Somnifobia

O el pánico al hecho de dormir. Está directamente asociado con los problemas de insomnio. Las personas que sufren esta fobia temen que algo terrible les ocurra mientras duermen, ya se trate de que dejen de respirar o que tengan una pesadilla.

#8.- Omfalofobia

Es el temor irracional de ver, oler o tocar un ombligo, incluso el propio. Genera síntomas como la irritabilidad, náuseas, mareos o vómitos.

#9.- Triscaidecafobia

Otra fobia relacionada con los números. Esta hace referencia al número trece y todo lo que esté vinculado a esta cifra.

#10.- Filematofobia

Es el miedo intenso a los besos. Las personas que padecen esta fobia se alejan lo máximo posible de cualquier tipo de relación romántica para así evitar estas muestras de amor, ya sea en público o en privado.

#11.- Pogonofobia

Es el miedo irracional y las náuseas que causan las barbas, especialmente las más pobladas y largas.

#12.- Nomofobia

Las nuevas tecnologías también tienen sus fobias. Esta en cuestión hace referencia al miedo a salir de casa sin el teléfono móvil.

#13.- Cacofobia

Es el miedo irracional e intenso a las personas poco agraciadas físicamente.

En definitiva, existe una extensa variedad de tipos de fobias. Todas y cada una de ellas presenta síntomas muy desagradables. Algunas son muy habituales y no suponen demasiado problema a la hora de realizar tu vida diaria, mientras que otras constituyen todo un reto y pueden limitar tu bienestar.

Si quieres mejorar tu nivel de bienestar, en TherapyChat podemos ayudarte. Somos el N.1 en psicología online y contamos con el mejor psicólogo para ti.

Hablar ahora con un asesor

Ansiedad